Mi novio es feo, ¿y qué?

Mi novio es feo, ¿y qué?

1

Esta foto, tomada hace algunos días en un tren de Tailandia generó revuelo en las redes sociales.

Por Andrés Felipe García
@AndrewMcPot

Nos comimos el cuento de que la belleza mide 1.80 y tiene six-pack abdominal. Por eso nos sorprende tanto la foto del chico rubio tailandés  con su novio en el metro. Aunque no se pueden desconocer los estándares de belleza que los medios o la industria de la moda nos imponen, hay que recordar que no son reglas obligatorias a cumplir.

Vivimos con una escala de valores tan desordenada que todo se trata de cuantas selfies podemos montar; cuánto peso podemos levantar, cuantos seguidores podemos tener y cuántos modelos nos podemos llevar a la cama. Olvidamos alegremente cosas como la lealtad, el cariño honesto, la camaradería, la incondicionalidad y nos acostumbramos al “chip mental” de que la monogamia es imposible en una relación homosexual porque habrá siempre uno más guapo que nosotros que inexorablemente terminará revolcándose con nuestra pareja.

Memes como este indignaron a la comunidad de la web

Memes como este indignaron a la comunidad de la web

Cada día nos sentimos más cómodos con la idea de que lo que nos atrae de las otras personas está ligado a su figura o a lo benevolente que fue la genética al dotarlos de un bonito rostro y nos parece un despropósito e incluso una injusticia que alguien “feo” como el chico en cuestión tenga una pareja mucho más atractiva que él. Aún peor, teorizamos acerca de las razones por las cuales dos personas tan disímiles físicamente  pueden estar juntas y nos desquitamos convirtiendo en virales los memes más venenosos que podamos crear, rumiando amargamente la frustración de nuestra soltería.

Así mismo juzgamos otras parejas como Elton Jhon y sus tres veces más joven esposo, quien debe vivir con el estigma de estar con él solo por su dinero; o a David Burtka, quien según la prensa debe su participación en la exitosa serie “How I Met Your Mother” sólo por salir con el famoso actor Neil Patrick Harris. De igual forma actuamos, en contextos más cercanos, con conocidos y amigos: Nos hacen falta varas para medir y lengua para emitir juicios de valor sobre un tema tan subjetivo y personal como la belleza.

Elton John y su esposo David Furnish

Elton John y su esposo David Furnish

Neil Patrick Harris y su esposo David Burtka

Neil Patrick Harris y su esposo David Burtka

No soy un gurú de la espiritualidad. La superficialidad no es ajena a mí y la idea de quedarme calvo aún me afecta algunos días; no sé qué pasará en unos años y si terminaré siendo el “sugar daddy” de algún jovenzuelo necesitado de pagar su universidad, pero he llegado a entender que la vida no es el cuarto oscuro de una disco gay creado para satisfacer deseos momentáneos y superfluos y que no voy por ella con un speedo en el cual como sea, tengo que entrar para ser querido y aceptado. Por fin, después de todos estos años entiendo que quiso decir Madonna en Vogue con la frase: “Beauty is where you find it”.

Comments

comments