Miles de Millones

Miles de Millones

Solo pienso en miles de millones, cuando practico ese deporte nacional de fantasear que haría con el dinero, si me llego a ganar el  Baloto. Esas Cifras astronómicas adquieren entonces un estatus similar al de los años luz, concepto que todavía no me alcanza a caber en la cabeza.       

Algo bueno del arte de “Canalear” es que en ocasiones nos encontramos con programas interesantes, o más allá de eso, que por X o Y motivo en particular nos llaman la atención.  El

Juan Manuel Rodríguez

Juan Manuel Rodríguez

fin de semana pasado mientras me encontraba inmerso en un abrumador episodio de modorra, di con un magacín de noticias, en el cual estaban hablando sobre Sudan del Sur.  Narraba la locutora (una mona sexy a morir) que dicho país solo lleva tres años de constitución, pero que su situación política, militar y de orden público es desastrosa.

Después de dar otro par de datos, dijo que era muy posible que, en ese país,  más de cincuenta mil niños murieran, a causa de la desnutrición, en los próximos meses; a menos que los países que habían prometido una ayuda económica cumplieran con lo estipulado.  Para finalizar la nota mencionó que la cifra estimada  para asistir de forma satisfactoria a  aquella población es de 1000 millones de dólares.

Después de esta trágica noticia, habló sobre el crucero Costa Concordia, y como finalmente, después de su naufragio, lo pudieron remolcar hasta una costa, valga la redundancia, para deshuesarlo.  Este proceso durará dos años y tendrá un costo de 1500 millones de Euros  ¿Por qué no dejan que semejante armatoste se hunda en los abismos del mar y ya?

 Los miles de millones, al parecer eran el hilo conductor de esa sección del magacín, donde la presentadora iba a mil por hora, tratando temas diferentes en un corto lapso de tiempo.

La española cerró la sección hablando sobre el mundial de futbol de Brasil.  Lo único que mencionó acerca del mismo, es que le dejó a la FIFA 1600 millones de dólares libres de impuestos; la mayores ganancias que ha dejado un mundial de fútbol.

Lo que creo que ocurre al tener miles de millones, es que a uno se le nubla el cerebro, y el dinero termina despojándonos de cualquier rastro de humanidad que podamos tener. Por eso  consideramos pertinente “salvar” un buque, y no un grupo de humanos.

Juan Manuel Rodríguez B

@Vieleicht

Jma.rodriguez@gmail.com

Comments

comments