Minería sí, pero no así

Minería sí, pero no así

jair_villano

Jaír Villano

Los casos para ilustrar ello abundan, en La Guajira, donde operan numerosas transnacionales (entre ellas la Drummond), la pobreza y la miseria cobijan gran parte de su población; en Montelíbano, Córdoba, donde la multimillonaria BHP BILLINTON extrae níquel, ferroníquel y otros minerales, la pobreza es del 45 % y la miseria del 18 %. En el Hatillo, Cesar, una parte considerable de su ciudadanía padece enfermedades pulmonares producto de las explotaciones de carbón; en Acandí los niños dejan la escuela para dedicarse a la actividad.

Recientemente los colombianos tuvieron la oportunidad de ver las desgarradoras imágenes de la mortandad animal en Casanare, de la cual, valga decir, se presume que están comprometidas las empresas que explotan hidrocarburos y petróleo.

El presidente Santos, sin embargo, ha dicho impúdicamente que “la minería no destruye el ambiente ni empobrece comunidades”.  Evidentemente, se trata de una mentira que los colombianos no pueden tolerar y que debe llevar a reflexionar si queremos un detrimento social en pro de la minería o un detrimento de la minería en pro del bienestar social.

Por una extracción responsable de nuestros recursos naturales: #MineríaSíPeroNoAsí.

 

Más información en:

http://eldisidente22.wordpress.com/

Comments

comments