¡Nos sobra calle!

¡Nos sobra calle!

Diony-Ico-Brath_bn-150x150

Numerosos jóvenes, como usted o como yo, hemos tenido que pasar por diversas situaciones obligatorias de nuestras vidas, que de “ñapa” nos abren los ojos; por ejemplo, usted termina conociendo más la calle que a  sus padres.

Todo inicia con la cédula de ciudadanía y los documentos que se desprenden de ella. Las filas que se deben hacer son lo más engorroso, sin contar con la espera interminable del cambio de contraseña por el documento definitivo que lo identifica como mayor de edad y ciudadano colombiano. Para los que somos de la década de los 80, el trámite del pasado judicial que le permite certificar que usted no es un delincuente. Y eso que no tengo la oportunidad de contar la experiencia del género masculino y su libreta militar.

Abordando el tema de los primeros pasos de experiencia laboral, usted quiere hacer algo en sus vacaciones, normalmente las decembrinas; sus opciones son diversas: ser vendedor temporal en Arturo Calle, Adidas, etc. El caso es que usted, después de dicha experiencia, se especializa en varias profesiones, entre ellas:

  1. Guía turístico: el cliente le puede dar hasta dos vueltas preguntando por el panorama, en variadas ocasiones ni preguntan, sólo se limitan a andar dentro del almacén.
  2. Buscador de tesoros: ¡qué problema para encontrar la referencia que le han solicitado al final de la jornada! todo es un despelote.
  3. Vigilante: parado en la puerta esperando el cliente del millón, cuidando que los clientes de sus compañeros de trabajo no se lleven nada.

En el tema sentimental cuando se es mujer, empiezan a emerger un sin fin de pretendientes que uno no sabe de dónde salen. Hay de diversos tipos, según lo que han mencionado mujeres conocidas en la farándula criolla y que se consideran estables emocionalmente. Aquí, mencionaré a algunos de ellos: los TOALLA HIGIÉNICA, son  hombres que no lo dejan a uno ni respirar solo, realmente absorbentes, pero con alas para irse volando a los brazos de otra; está el DESPERTADOR, este es el más común, las levanta a todas pero a ninguna acuesta; también encontramos el tipo PLANTA ENREDADERA, quien  le hace “nudo horca” a varias a la vez, en otras palabras es el tipo de hombre que suele tener a la esposa, a la novia y a la moza juntas, sin que se den cuenta.

Estos tipos de hombres son lo que se conoce en su conjunto como el mercado del usado, lugar al cual se recurre cuando usted (para el caso de la mujer) no tiene de dónde agarrar.

El tema es largo, hasta merece monologo, pero sencillamente quiero concluir lo siguiente: ¡es increíble que hoy en día me digan que me falta mucho en el camino de la vida, que aún me falta calle!

 

Comments

comments