Uribe es nuestra Madonna

Uribe es nuestra Madonna

uribemadona copia

Por Carlos Reyes
@recarlos94

Gran parte de la cultura mundial, específicamente la norteamericana, se caracteriza por su obsesión con los famosos, aquellas estrellas que desde Hollywood por medio de películas, canciones o videos sexuales se convierten en ídolos para muchos y ocupan un lugar especial en las noticias, en una sección denominada entretenimiento o como le dirían las modelos que se hacen llamar presentadoras “farándula”.

Una cosa es segura y es que en Colombia también se reporta sobre los rumores de los  famosos, así sea con semanas de atraso, nos jactamos de decir que estamos “progresando” en información de actualidad, mientras que los medios de comunicación parecen obviar el hecho que a diferencia del resto del mundo, en cuanto a entretenimiento se trata, no necesitamos a Hollywood.

Y es que ¿para qué viajar a Los Ángeles cuando tenemos nuestra propia industria de escándalos? No es necesario ir tan lejos, a lo largo y ancho del territorio nacional se generan shows más interesantes y que parecen llamar la atención de todo el país, por lo menos cinco minutos mientras llega el próximo. Y es que donde hay un político hay una noticia.

En Colombia también hay alfombras rojas, y contrario a las que vemos por televisión en entregas de premios,  no están afuera de algún teatro lujoso. En cambio están afuera de alguna corte o en su defecto en el lugar de moda, la Fiscalía General de la Nación donde abundan los camarógrafos y periodistas que en vez de preguntar ¿qué estas vistiendo? O ¿cuál es tu diseñador favorito? Preguntan por medio de gritos, ¿cuántos procesos hay en su contra? -Y mi favorita personal- ¿Qué tiene para decirle a los colombianos?

En ese espíritu de la Polítiwood un personaje que resalta es el de Uribe, quien tiene muchas cosas en común con Madonna. Y es que ambos fueron relevantes hace unos años, luchan por no ser olvidados y son capaces de hacer cualquier cosa por generar noticia. Una buena movida para el ex mandatario puede ser, seguirle los pasos a la reina del pop y besarse en público con alguien de su mismo sexo, humildemente sugiero a Alejandro Ordoñez, no sólo porque es su claro sucesor, sino también por lo gracioso que encuentro, compararlo con Britney Spears, y encima de esto, involucrarlo en una acción homosexual. Eso sí generaría noticia y perfectamente lo podríamos llamar, entretenimiento.

Comments

comments