#YoDefiendo Todo

#YoDefiendo Todo

yodefiendo-todo-2

Yo defiendo todo. No sé. Tal vez estoy de muy buen humor, pero es que si no lo hago yo ¿entonces quién? El problema es que sí. Hablo mucho y actúo poco. Ese es el problema de los colombianos. Nos encanta parlotear sobre lo injusto y sobre lo indignante, pero nunca hacemos nada por remediarlo.

Mi mamá siempre me ha dicho que hay que actuar por los demás y que hay que devolverle al mundo un poco de lo que nos da, pero a este país ya le queda poco de Sagrado Corazón y está empezando a ser habitado por robots ¿y todo por qué? Porque nos tocó.

Nos tocó hacernos los locos con el loco de la esquina. Nos tocó hacernos los ciegos cuando se nos acerca el cieguito al carro. Nos tocó ser unos perros con el perrito callejero que nos persigue. Nos tocó mirar al infinito cuando se sube el rapero al MIO. Nos tocó ignorar al que nos pide atención y sobre todo, nos tocó arrancarnos el corazón para no enloquecernos, para llegar a tiempo a nuestro destino, para no sentarnos a llorar en cada esquina. Nos tocó ser unos hijuep*#@( para poder vivir en paz.

Pero entre todo esto, hay algo que #NoDefiendo y es la incompetencia de nuestro gobierno.

¡Tú ¡deja de armar un drama preguntándote la causa de ver tanta infelicidad en las calles! El culpable es el gobierno y más allá de él, la matrona de todo esto es la avaricia de nuestros vergonzosos mandatarios.

Es que no hay salida. No hay solución, mientras sigamos haciéndole caso a un grupo de gobernantes a los que no les importamos. Pueden cobrarnos millones de impuestos. Pueden multarnos en cada esquina. Pueden decir que van a volver a Colombia la nueva Suiza, pero siempre van a robar y eso es lo que nos va a destruir una y otra vez.

Por eso vemos lo que vemos. Por eso hay tanta necesidad en Colombia porque al mendigo, al reciclador, al anciano que vaga por las calles, los están robando y ahí entra otra frase de mi progenitora y es que: “el que roba al pobre…”, mejor dicho, es que ni les digo como la termina.

Yo sé que aquí no le estoy arreglando la vida a nadie.  No va a caer una maleta llena de dólares del cielo a cada persona que lea esto; pero aunque sea de palabra, hoy #YoDefiendo a las fundaciones, al perrito que vi ayer corriendo perdido, a esos muchachos que uno cree que lo van a robar y vienen es de un pesado día de trabajo honrado. Defiendo a la viejita jorobada de la 66 con quinta, a los que se suben cansados al MIO con el sueno de encontrar una silla vacía, al taxista que le dice a uno: “¡súbase y vamos a coger a ese ladrón!”. A todos. Defiendo a este pueblo que le han dado en la jeta mil veces y aún así, tiene moral.

Por: Lorena Arana

 

Comments

comments