¡La sacaron del estadio!

¡La sacaron del estadio!

Foto: Diana Bustamante

Después de llenar por dos noches seguidas una de las casas que más nos gustan, volvieron a jugar el partido. Y los marcadores fueron más altos de los esperados. Un gol que salió del estadio y retumbó en la ciudad completa; un tablero de luces que confirmó que en Cali, la cultura cívica es posible, la promoción musical es posible, y los eventos pueden ser exitosos.

Los visos musicales que tuvieron lugar el 25 de agosto en las antiguas bodegas de Bavaria, fueron ascendiendo con cada artista que se subía a la tarima. Una vez se hizo la votación por quiénes abrirían este gran concierto, los ganadores mostraron que tienen talento y que sabían cómo demostrarlo. Young Cassanova fue la agrupación que dio apertura a esa explosión de sonidos que estaba por llegar. Seguido de un talentoso joven que con una guitarra, y una voz inconfundible, comprobó que era posible mezclar varios géneros en un mismo evento. Xavier Martinex dio todo de sí en esa tarima.

Como es de esperarse, las emociones de ese público que se la jugó toda por este evento, se encendieron cuando en la tarima se dio un giro de180° hacia lo urbano, hacia lo propio. Zalama Crew entró por la puerta grande y se apropió de los pies de la gente. Retumbaron las paredes de ladrillo, y no se quedaron sin cantar ni una. Desde las canciones de su primer álbum Echo es del Guetto hasta Zalamalekum, todas fueron dignas de cantar, tararear y bailar.

Nadie se quedó quieto. Pasada la media noche, llegaron los trajes coloridos, llegaron los instrumentos que jugaban a ser franceses, que jugaban a ser colombianos. Llegó la razón más grande por la que colgaban en el techo sombrillas de puntos, de flores, de retazos, de colores.

No había una sola garganta que no estuviera jugando aquedarse ronca. En esa tarima un 26 de agosto a la madrugada, se presentó la agrupación que está dando de qué hablar en nuestro país, y a las afueras de él. En esa tarima se subió la agrupación que según la Revista Semana (quien apropósito hoy cumple 30 años) es una de las agrupaciones más influyentes de Bogotá y del país.

Una vez más en Cali, y en el mismo año, Monsieur Periné fue un éxito. Fue un partido sin inconvenientes, sin malos entendidos y con un público satisfecho. Esto es un agradecimiento a todos los medios de comunicación que permitieron que esto se realizara, a Mikasa Bar por ser un excelente promotor de cultura musical en nuestra ciudad, y a todas las agrupaciones que acompañaron esta oda a la música.

Es hora de jugar a los buenos eventos y es hora de promoverla cultura a niveles aún más grandes para comprobar que nuestra ciudad tiene público, y que se está formando con todo el civismo y respeto por su música, como hace rato se lo estaba mereciendo. 

Comments

comments