¿Amarillismo o activismo?

¿Amarillismo o activismo?

 

aylan

Este miércoles el planeta se conmocionó con una imagen que sin lugar a dudas estruja el corazón hasta del más fuerte. Se trata de la fotografía de Aylan Kurdi, un niño sirio que yace muerto bocabajo en una playa de Turquía después del naufragio de la embarcación en la que venía huyendo junto con su familia de los horrores de la guerra en Siria.

La fotografía, que fue tomada por la reportera gráfica Nilüfer Demir y que le ha dado la vuelta al mundo, resume la tragedia humana del desplazamiento forzado por culpa de los conflictos de África. Aylan murió junto con su hermano de cinco años y su madre, siendo su padre el único sobreviviente del accidente. La familia del niño sirio había pedido hace algunos meses asilo en Canadá, pero dicho país le negó ese recurso.

Ahora bien, todos entendemos la magnitud de este problema y sin duda nos preocupamos y queremos desde nuestro ser que se solucione pronto. Sabemos de antemano que es difícil que esto suceda, pero por allá adentro guardamos esperanza.

aylan 3

Muchos medios decidieron exponer sólo esta imagen como señal de respeto

Pero ante la imagen, ¿hacen bien los medios de comunicación en publicarla? ¿Qué tanto de amarillismo y qué tanto de activismo puede tener la foto del niño ahogado?

Para algunos, es imperativo mostrarle al mundo la imagen, para así poner en evidencia que el problema de los refugiados ya se salió de control, y que los gobiernos del mundo se pongan la mano en el corazón y tomen cartas en el asunto. Sin embargo, para otros es ofensivo difundir la fotografía, ya que se estaría vulnerando, en alguna medida, la privacidad del niño y su familia. Es casi como llevar su imagen a la tan mal llamada “pornomiseria” que no hace sino mover los sentimientos sólo para vender.

¿Es posible que una foto pueda motivar el cambio? No soy quién para decir si eso pueda pasar o no, pero sí estoy seguro de que Aylan se convertirá en un ícono de la tragedia y de cómo la humanidad cada vez esta más en declive…

En las redes sociales la imagen de Aylan se convirtió en un tema viral y todos han repudiado lo que le sucedió. Pero como toda indignación digital no pasará de ahí, siendo lo más probable que en unos días nos olvidemos de ella cuando alguien suba un vídeo gracioso de un gato tocando el piano.

Ahora la opinión quiero que la tomen ustedes: ¿era necesario mostrar la imagen de Aylan para entender a profundidad el drama de los refugiados?

El debate apenas comienza.

Comments

comments