Aquí nadie se escapa: Enajenación virtual

Aquí nadie se escapa: Enajenación virtual

felipe-guevara-nadie-se-salva

Facebook ya cumplió 10 años y sin duda fue un suceso que la historia tendrá que reconocer como un punto de giro en la humanidad. La vida cambió con las herramientas que Facebook nos puso a la mano; más dinámicas de las que pensamos cambiaron y nosotros cambiamos con ellas. Ni siquiera nos dimos cuenta de cómo poco a poco nos acostumbramos a entender la socialización como un acto de exposición y a la exposición como un acto natural.

Y pues ya que tenemos esa herramienta, ya que aparentemente todos estamos conectados bajo la hipótesis de los 6 grados de separación y ya que entre cielo y Facebook no hay nada oculto, pues utilicemos lo que míster Zuckerberg nos dio y facilitémonos la vida a la hora de levantar.

Ya a estas alturas, después de 10 años todos hemos involucrado a Facebook en nuestras conquistas. Nada más sutil que enviar una “solicitud de amistad” para establecer contacto y tener una excusa para empezar la danza del pavo real alrededor del objetivo. Aunque el tema de los “toques” nunca funcionó y no llevó a nadie a la cama con nadie, si hay muchos otros elementos que nos han ayudado: likes, tags, inbox, recordatorios de cumpleaños etc. Piense en cualquier artimaña que ya haya usado para levantar a través de Facebook y todas serán válidas, pero esta columna se escribió para señalar el regalo más grande que la humanidad recibió del Silicon Valley: La capacidad de espiar.

El espionaje dejó de ser un lujo exclusivo de Obama, Putin, Kim Jong-un y todos sus amigos. No sé si le pasa a todos pero yo solo tengo que digitar la tecla “F” en mi URL y darle Enter para acceder a esa dimensión socio-paralela que es Facebook; y como levantar puede ser toda una misión, por qué no montar un Watergate alrededor y hacerle contrainteligencia al asunto.

Para empezar usted ya debe tener un blanco en la mira. Esa persona se la presentaron por ahí, usted escuchó sobre ella, es pariente de su vecino; como sea usted tiene poca información al respecto y eso es lo que necesita encontrar. Dicho lo anterior, es momento de dirigirse hacia las fotos de Facebook puntualmente las fotos de perfil, donde no sólo vamos a fijarnos en temas relacionados con la apariencia, sino que vamos a profundizar en comportamientos, poses y hasta acompañantes.

Para sacar adelante esta evaluación psicoanalítica que nos aclarará si vale o no la pena gastar tiempo en ese levante hágase las siguientes preguntas:

  • ¿En la mayoría de sus fotos de perfil sale usando gafas de sol? (Alerta)
  • ¿Qué tipo de fiestas o celebraciones concurre? ¿Es su mismo tipo de fiestas o celebraciones?
  • ¿Esta persona, en sus fotos de perfil aparece sola o acompañada? ¿La acompañan los amigos o los ex?
  •  ¿Tiene fotos apapuchando bebes? ¿Será que tiene ganas de uno?
  • ¿Qué tipo de selfies tiene? ¿jeta e pato, cabecita ladeada, frente el espejo, contrapicado, picado con escote?
  • ¿En sus fotos sale sonriente, espontanea o con pose de “bendecida y afortunada”?

¿Y por qué es tan necesario tener claridad sobre esto? Porque sencillamente un levante exitoso es aquel en el que las intensiones de ambos sujetos es la misma: O listos pa’l anillo o listos pa’l vacile.

 

 

Comments

comments