Cali le pone su sabor al teatro nacional

Cali le pone su sabor al teatro nacional

DSC_6005

Foto: Andrés Sandoval Suárez

DSC_6021

Foto: Andrés Sandoval Suárez

DSC_6026

Foto: Andrés Sandoval Suárez

¿Se imagina si el perro de su casa o el de su vecino pudieran hablar? ¿Qué cosas dirían sobre usted o sobre el mundo? pues esta es la premisa básica de una de las obras más aplaudidas de la pasada decimocuarta versión del Festival Iberoamericano de Bogotá. El Coloquio de los Perros se quedará dos semanas más en la Casa del Teatro Nacional ofreciendo ‘Una obra clásica de Miguel de Cervantes, con todo el sabor caleño’.

El Coloquio de los Perros es una adaptación de la novela ejemplar de Miguel de Cervantes Saavedra y trata sobre dos perros, Cipión y Berganza, a los cuales se les da el don del habla por una noche. Los canes lo utilizan para narrar sus aventuras con los humanos mientras el singular diálogo es consignado por un enfermo de un hospital. La obra termina convirtiéndose en un reflejo ético, religioso, social y artístico al mejor estilo del vé, mirá y vos qué.

Un hospital, un parque, una carnicería, entre otros, son los escenarios donde se desarrolla la historia de Berganza, quien describe sus experiencias dejando entrever la naturaleza negativa del humano entre sentimientos de deslealtad e insensibilidad. “Es por una noche ver lo humano, como le fue con sus amos, la humanidad es cruel y eso se cuenta en la historia.” dice Tatiana Toro, una de las actrices.

La obra está dirigida por Alejandro Gonzáles Puche (condecorado con la orden del mérito cultural del Ministerio de cultura de Colombia 2010) y Ma Zhenghong (profesora de artes escénicas de la Univalle) y está adaptada por El Laboratorio Escénico Univalle, grupo de creación e investigación del Departamento de Artes escénicas de la Universidad del Valle.

La particularidad de esta adaptación, según su director es que “no son perros los que actúan sino mujeres porque estamos tratando de reivindicar o por lo menos de poner en cuestionamiento esta idea de que todos los nombres de animales puestos en mujeres son peyorativos y puestos en hombres, son positivos”. Un ejemplo de ello es la diferencia entre Zorro y Zorra, siendo el primero un adjetivo más conveniente que el segundo, por así decirlo.

Lo más divertido es que hemos tenido que traer a nuestro recuento todas las historias con nuestros perros, con los de los actores, los de los espectadores y cómo de alguna manera imaginamos que nuestros perros logran hablar (…) que los perros conocen de nuestra intimidad más que nuestros hermanos, nuestros padres y muchas personas” puntualiza Gonzáles.

La obra está invitada al Festival Internacional de Teatro Clásico Almagro, el cual es el más importante de la lengua española en cuanto a teatro clásico.

El coloquio de los Perros se presenta desde el 24 de Abril hasta el 3 de Mayo, en funciones de jueves a sábado a las 8 de la noche en la Casa del Teatro Nacional, en la sala Montefiori. La boletería tiene un costo de 30 mil pesos. Para mayores informes: www.teatronacional.com.co

Por Laura Marcela Ballesteros

Tw: @Raven_her

Comments

comments