#Columna: ¿Dónde están las alternativas viales en Cali?

¿Dónde están las alternativas viales en Cali?

No es un misterio que en Cali hayan tantos trancones, tantos estancamientos viales, tantos bocinas en las calles y sobretodo tanto estrés gestual, visual y corporal al salir del trabajo, universidad, colegio etc.

Es una realidad, diariamente vemos que en nuestra querida “Sucursal del Cielo”  hay tanta inconformidad tanto social como económica, todos los días se experimentan casos de asesinatos, robos, pobreza, desigualdad social y estratificación por los estratos más altos, y una cantidad de escenarios en los que todos nos vemos envueltos semana tras semana, mes sobre mes y año tras año. Por añadidura viene uno de los problemas de mayor impacto en la ciudad, en general, las personas tanto del norte como del sur, tienen vivencias amargas desde que se levantan, enciende su carro para ir a trabajar, estudiar o llevar los niños al colegio “puntualmente”.

Todos los caleños y los residentes de la capital del Valle, sabemos que hay horas en las que es preferible no salir ni siquiera a dar una vuelta, porque con tanto embotellamiento se nos quitan las ganas de respirar el aire de la ciudad, esto hablando desde un sentido figurado. Desde las 6:30 de la mañana cuando vamos en nuestros carros escuchando la radio y con aire acondicionado, vemos que la ciudad es como un pequeño hormiguero en el que todos buscan cualquier espacio para transitar rápido sin importar quien este alrededor, dejando a un lado la humanidad y presencia del otro, y todo esto por llegar exactamente a las “siete en punto”- lo digo por experiencia propia-. En este punto se pierde toda clase de sentido por el prójimo, justo ahí se rompe el lapso del deber ser “buen ciudadano”, y en parte estoy de acuerdo porque aguantarse el estrés, el sueño, el hambre y las ganas de llegar puntual a esa cita, clase o en muchos casos cumplirle al jefe con lo más mínimo (puntualidad).

Hablemos concretamente de cuatro vías candidatas propensas a que se formen escenarios de conflicto y poca humanidad mientras va uno cómodamente en su carro. La primera y la más famosa, “La Calle 5ta”, todos los sectores de sur a norte y viceversa de esta vía son una avalancha de en ciertos términos “mentadas de madre”. En el caso concreto de las 6:30AM cuando el sol todavía está saliendo, puede usted notar como todo el sur de Cali que va por esta carretera está estancado, pero lo más gracioso es verle las caras a las personas, se les nota en los poros su angustia y su desespero por salir rápido del “trancón”. A esa hora en la calle quinta es retroceder a la era de los gladiadores, gritos por aquí trompetas por allá, y cada uno con su carro de pelea.

La segunda, y una de las más odiadas por los habitantes de la sucursal de los trancones, “La Pasoancho”, suena gracioso porque en su configuración dice que es de gran tamaño la vía. En esta vía se puede apreciar como en todas sus vertientes les daña el día a más de uno. Lo que es La Pasoancho con intersección de la Quinta y la Cañasgordas, es la aniquiladora de la puntualidad, si te fuiste por ahí tenga por seguro que ya llegaste tarde, y que es mejor tomar con calma el trancón. Mi tercera candidata, es la calle del famoso colombo-venezolano Simón Bolívar, la calle de este señor, en hora pico entre seis y media de la mañana y siete de la noche, se convierte en una masacre sin pudor.

Esta vía es el detonante de muchos conflictos entre los caleños, sino sabe de lo que le hablo vaya compruébelo usted mismo y se dará cuenta de que lo que digo no es mentira. Si ha usado esta carretera le doy consejo, ponga la radio, encienda el aire y gócese el trancón que no hay de otra. La cuarta y última candidata, esta es la más querida por los de la “high” o alta alcurnia en Cali: La Cañasgordas, esta es la más querida por los caleños porque si andas por esos lares quiere decir que tenés clase y te gusta andar por lo mejor. Pues como les parece que esta carretera es la más crítica, ya que conecta las zonas escolares y universitarias más pobladas del sur de Cali, “te imaginas los trancones”.

Para los que transitan por ahí, deben saber que esa carretera en horas de la mañana es intransitable, y en horas de la noche también, además esta vía va unida a la “Calle 16”, que es otra donde más se acumula el tráfico. En la Cañasgordas se unen todas las clases sociales de Cali, se ven carros de todo tipo, sin duda alguna es una vía de mucha clase, pero eso no le impide que también tenga trancones por doquier, incluso un estudiante que va para la Javeriana a clase de siete ya es consciente que llegó tarde..

Aquí viene mi pregunta ¿Dónde está El Transito? ¿Dónde están las vías alternas? Es una pregunta que se hacen muchos cuando se ven encasillados en un “severo trancón”, vulgarmente dicho, a Cali le hace falta más compromiso con la ciudad, la Alcaldía no muestra interés con arreglar la viabilidad y movilidad en Cali, se dijo que hablarían de reformas viales en el sur de la ciudad, pero seguimos sin ver progreso y avance, les avalo que hayan enviado más cuerpos reguladores de transito pero eso no es suficiente, los caleños queremos ver el avance vial que prometieron, que haya certeza de que por lo menos habrán vías alternas pronto y cuando digo pronto que sea un tiempo óptimo, porque si esto es ahora que Cali está en vías de expansión, no me imagino cuando ya todo el sur este poblado.

Hago un llamado a la Alcaldía de Cali, queremos ver e avance de la ciudad en términos de movilidad, queremos mitigar tanto trancón y tanto embotellamiento, la movilidad demuestra el progreso de una ciudad, y que estamos mostrando los caleños, ¿atraso y subdesarrollo?, apropiémonos de la ciudad, Señor Alcalde, esperamos que su gestión ayude a mejorar tanto problema que hay en Cali. ¡Queremos ver el progreso!

AUTOR

Camilo Acosta

Comments

comments

Leave a Reply

*