De historias increíbles, cárceles y Kevin Spacey

De historias increíbles, cárceles y Kevin Spacey

kevin-spacy

A veces la realidad está llena de historias tan increíbles que pueden superar la propia ficción. Y si no que se lo digan a Kevin Spacey y al último gran acontecimiento que ha protagonizado en su vida personal. Como si del argumento de una película se tratase, Linda Culkin, la mujer que lo ha estado acechando durante dos años, ha entrado esta semana, por fin, en la cárcel. Y no hablamos de los típicos arrebatos de una fan incondicional del intérprete de Lester Burnman, ese hombre de mediana edad que intentaba encontrarse a sí mismo en el film American Beauty. Hablamos de una stalker profesional que amenazó al actor con castrarlo y torturarlo, como si hubiera adoptado el papel que Spacey interpretó en Seven. “Matar a Kevin Spacey” es una de las joyas escritas que se encontraron en casa de la ahora presa, que tuvo aterrorizado al actor durante 24 meses. Al final en esta “película” ganaron los “buenos” y Linda Culkin cumplirá 4 años de cárcel; además compensará al actor con USD $124.000 por  los gastos que le ocasionó el guardaespaldas que lo acompañó durante el tiempo del acoso.

La historia real entre Linda y Spacey más bien parece un argumento de una de las películas del actor de Nueva Jersey. Quizá algún día podamos verla reflejada en la gran pantalla, y es que muchas de las cintas del celuloide han sido inspiradas en hechos increíbles que pasaron en la vida real. Ya hemos dicho que a veces la realidad supera a la ficción y, de eso, se ha aprovechado el cine.

Incluso dentro de la misma profesión del séptimo arte podemos encontrar historias rocambolescas dignas del premio al mejor guión. Para muestra el actor y guionista William Hayes que, antes de trabajar en la meca del cine, hizo algún que otro viaje, en su época de estudiante, que lo llevó a una cárcel de Turquía por tráfico de droga. Es posible que la historia les suene ya que, este suceso carcelario, fue plasmado en la película el El expreso de Media Noche, cuyo guión se basó en la autobiografía de Hayes. La película no tuvo malas críticas, pero llevó a William Hayes a tener que pedir perdón en 2010 por la imagen que quedó reflejada de Turquía. Y eso que él no escribió el guión, la adaptación la hizo Oliver Stone con la dirección de Alan Parker.

De Alan Parker es también, otro drama carcelario basado en hechos reales en el que el protagonista, además, es Kevin Spacey. Se trata de la historia del profesor David Gale que luchó por la abolición de la pena de muerte hasta que un día es arrestado y condenado por violar y matar a su amiga. Una serie de entrevistas con una periodista antes de ser ejecutado, llevarán a la profesional a dudar sobre su culpabilidad. La historia de David Gale es otra de esas películas que tienen como protagonista a un vehemente profesor. De hecho el mundo del cine está plagado de historias reales sobre profesores que intentan cambiar a sus estudiantes para hacerlos mejores personas, más críticos, o simplemente entrenarlos para su propia conveniencia.

Este fue el caso de los profesores JP Massar y Johnny Chang, que consiguieron crear un grupo de élite de matemáticos para desarrollar una estrategia basada en contar cartas y así,  “desplumar” a los casinos de Connecticut jugando al blackjack. La película se estrenó con el nombre de 21 y la personalidad de los dos profesores se juntó en la de Mickey Rosa, personaje interpretado -¿a que no sabéis por quién?- por Kevin Spacey. En esta película el equipo de profesionales matemáticos liderados por Spacey nunca fue capturado por la policía y no acabó en la cárcel.

Tampoco acabó en prisión Frank Abagnale Jr, otro gran “desplumador” que se dedicó, desde la adolescencia, al fraude de cheques y a la adopción de otras identidades como la de piloto de aviones, abogado, doctor, e incluso profesor sustituto de francés. El personaje de este falsificador fue interpretado por Leonardo Di Caprio en la película Atrápame si puedes, y el incansable agente del FBI que no paró hasta encontrarlo lo recreó Thom Hanks actor que, por cierto, es muy amigo de Kevin Spacey. Y es que a veces, la realidad y la ficción se entremezclan de forma increíble e inesperada.

Comments

comments