Eduardo Llano

Eduardo Llano

Eduardo Llano

Eduardo Llano

Es un hombre hecho a pulso. Fue bachiller del Colegio Berchmans y estudió Ciencia Política en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Tiene un amplio recorrido en instituciones de tipo social: fue asistente de investigación en el CINEP, director ejecutivo de la Fundación Colombia Humana, gerente y creador de la marca Chao Racismo y director encargado de la Fundación SIDOC. Trabajó con Antanas Mockus, hizo parte de Calipuede, el proyecto para llevar a un grupo de opinión al Concejo de Cali. Lector del Iching, dice que desde los 14 años se le cae el pelo, pero él afirma que “el pelo no se cae, sino que cambia de lugar”. Junto con la Unidad de Acción Vallecaucana montó la campaña que buscaba que la gente votara usando la frase de Einstein: “si buscas resultados distintos, no hagas lo mismo”.

¿Cuál es el principal problema que ves en nuestra sociedad?

Nos olvidamos de que todos somos seres espirituales viviendo una experiencia humana. “La vida es un ratico”, como dice Juanes. La gente se la pasa pensando que debe acumular dinero y más bien uno debería disfrutar la vida y hacer que otros también la disfruten.

¿Qué piensas de la paz en Colombia?

La paz es una necesidad del ser humano para poder vivir, pero la paz debe venir de nosotros, no tiene nada que ver con lo que suceda en La Habana. La paz que se puede dar con la guerrilla es un formalismo mientras no haya justicia social, educación y salud. La gente habla de violencia, pero le pegan a su esposa, entonces ¿cuál paz? ¿De qué estamos hablando?

¿Por qué haces política? 

Porque me apasiona. En gran parte influenciado por mi papá que me hacía ver noticieros desde niño, y eso me hizo entender que la realidad en la que yo vivía era muy distinta a la de otros niños. También fue vital el trabajo social que aprendí con los jesuitas. Pero la razón principal es que pienso que se pueden hacer cambios estructurales a través de la política y mejorar la vida de todos. Lo que pasa es que la mayoría de los políticos actuales hacen política para mejorar la vida solo de ellos y la de sus familias.

¿Por qué la gente no vota?

Hay dos factores. Uno, porque a los políticos tradicionales no les interesa que la gente vote, porque si todo el mundo votara tendrían que gastar el doble comprando votos. Dos, porque a la gente no se le ha enseñado que un voto tiene poder y que nadie tiene derecho a decidir sobre su vida.

¿Qué has aprendido del trabajo con políticos?

Que hay diferentes formas de hacer política: obviamente la política que hace Antanas es muy diferente a la de algunos caciques electorales y a la política clientelista. Pero sucede que el mercado ha empezado a regir a la política, cuando debería ser al revés.

¿Qué puedes ofrecerles a los demás?

Yo he tenido una vida muy poco normal. Me quedé huérfano de mamá a los 10 años, de papá a los 15 años y toda mi vida he tenido que trabajar para mantenerme, para estudiar. Eso me da una visión particular del mundo, uno se da cuenta de verdad como afecta el mal Gobierno. Yo creo que yo puedo llegar a representar a mucha gente que se encuentra en esa posición. Podría ayudar a lograr una transformación cultural en torno a la política.

Comments

comments

Leave a Reply

*