¡Feliz día de la mujer!

¡Feliz día de la mujer!

Captura de pantalla 2014-03-07 a la(s) 21.13.49

A propósito de las elecciones que tendremos este fin de semana, han pasado ya 56 años desde que se legalizó el voto femenino en Colombia. A partir de entonces, la acción política de las mujeres se hizo legítima y fue desde ese momento que las mujeres fuimos reconocidas oficialmente como “mayores de edad”.

En definición, un mayor de edad es quien se encuentra en la condición de obrar a partir de su juicio personal, teniendo la

María Camila Trujillo

María Camila Trujillo

capacidad de haberlo decidido mediante un proceso racional y consciente. Decisión: concepto complejo que involucra una elección previa y que a su vez, asumido desde el existencialismo, es el acto que caracteriza al ser humano; que le brinda la posibilidad de existir a partir de lo que él hace con lo que la sociedad ha hecho de él.

En otras palabras, desde que las mujeres adquirimos tal reconocimiento político se generaron cambios importantes en la sociedad colombiana; llegaron métodos anticonceptivos, aparecieron las cátedras de educación sexual, leyes que favorecieron el trabajo, el acceso a la educación y la independencia económica. A pesar de que lo anterior ha definido el curso de la actualidad  y en teoría de manera estructural estamos en un plano equitativo ¿Por qué existe una sumisión simbólica tan marcada todavía?

Aplicando esto a una situación concreta ¿Por qué se siguen presentando riñas pasionales por celos, inseguridad y una mentalidad posesiva de los susodichos, que deriva en más de mil feminicidios anuales en Colombia? ¿Por qué muchas mujeres aún esperan conseguirse “buenos proveedores” para realizarse como personas y tienen miedo de “quedarse solas”? ¿Por qué la sexualidad femenina sigue siendo un tabú y se estigmatiza a quien la acepta con naturalidad?

“No nos jodimos en los 70’s para que ahora estén permitiendo ese tipo de agresiones que la sociedad ejerce sobre ustedes”, dijo Victoria Sendón de León, filósofa y escritora española que dio una conferencia en Cali hace un buen tiempo sobre la violencia de género en el contexto actual. La cuestión es que lo que sucede en el campo simbólico de las relaciones sociales, suele naturalizarse cuando modelos culturales se imponen y refuerzan a través de medios como la televisión o el cine, y nosotros no lo percibimos conscientemente.

Por eso sería bueno que nos tomáramos el tiempo de considerar si los actos que cometemos a diario son producto de la omisión y aceptación ante lo que la sociedad exige, o si como mayores de edad, en realidad tenemos la potestad de decidir qué es lo que pasa con nuestra vida y cómo la manejamos. La mayoría de edad que en teoría tenemos las mujeres se demuestra con cada acto que realizamos, no con los derechos que ya tenemos.

Hay que reconocer que gracias a la lucha que han realizado generaciones atrás ahora podemos decidir sobre lo que somos: si queremos ser novias, amantes, amigas; tener hijos, perros, gatos o esterilizarnos. Por lo pronto, en lugar de estar alegrándonos por recibir una rosa envuelta en plástico el día de hoy, sería mejor que utilizáramos la fecha para cuestionar y reconocer lo que hacemos por nosotras mismas y por la sociedad en la que vivimos. Si a usted la siguen tratando como infante, asociándola con la histeria, la inmadurez mental y la debilidad emocional, es porque probablemente no ha puesto de su parte para ganarse el respeto suficiente; si no es su caso, o si está haciendo algo por cambiar esa situación:

¡feliz día de la mujer!

Por María Camila Trujillo Vargas

Comments

comments