Herencia de Timbiquí, “La fuerza del Pacífico”

Herencia de Timbiquí, “La fuerza del Pacífico”

Desde hace unos años la música del Pacífico ha adquirido relevancia en el ámbito nacional con más presencia en eventos culturales, lo que ha despertado el gusto de los Colombianos por estos ritmos.

El folclor tradicional del Pacífico ha ampliado sus horizontes esta vez ha llegado hasta Chile, para presentarse en el Festival de Viña del Mar 2013  con una propuesta que expone la diversidad de los géneros como currulaos, bundes, aguabajos, levanta polvos y abozados; ritmos que hacen parte de la inspiración de artistas que ofrecen fusión entre el sentimiento, la raza, el color, el sabor y la música.

Esta es la entrevista que se hizo a Herencia de Timbiquí,  un grupo que hoy nos representa con todo el sabor de nuestra cultura y que fue portada de la edición 59 de la Revista El Clavo.

Esta agrupación musical nace en el año 2003 y está conformada por varios jóvenes músicos que se han encargado de mostrarle a Colombia y al resto del mundo, la riqueza de la música del Pacífico y en especial, de Timbiquí.

Al ritmo de marimba de chonta, conga, bombo, teclado, bajo, guitarra, trompeta, saxo y todo el sabor que se ha heredado por generaciones, Herencia de Timbiquí habla por medio de sus canciones del amor hacia una tierra de gente alegre y trabajadora, pero golpeada por el conflicto armado colombiano. En un concierto con Herencia, es imposible evitar contagiarse por su música, su energía y sus ritmos. Son capaces de mover masas, de llamar a mover el alma y los sentimientos.

En un ambiente de mucha confianza y luego de tomar las fotos para la portada, El Clavo en Radio tuvo la oportunidad para hablar con dos de sus integrantes: Begner y William.

¿Qué grupos han influenciado su música?
En el folclor de nosotros siempre ha habido un cúmulo de canciones hermosas y obviamente grupos del momento y grupos antiguos como Vacaná, Bahía y Saboreo. Ellos nos ayudaron muchísimo a aclarar el panorama de lo que queríamos. Entonces tomamos referencia de esos tres grupos principalmente y sin lugar a dudas del contexto histórico y cultural del pueblo.
¿Cómo es el ambiente musical de Timbiquí?
Desde que el día raya la aurora es una cuestión loquísima, se escucha cantar todo el día a la gente. Los acontecimientos como fiestas en nuestro pueblo, al contrario de escuchar un equipo de sonido, más bien están nuestros papás y nuestros tíos cantando. La música siempre está en el vivir de uno y eso se le va metiendo a uno por inercia, ni siquiera se tiene que practicarlo para que vaya creciendo contigo.
Sus canciones son historias, especialmente de Timbiquí ¿Qué ha pasado con su tierra?
La verdad en este momento es una situación bastante lamentable. Todos sabemos que Colombia es un país con problemas, y nuestra tierra era muy bonita, se vivía muy tranquilo. Nació “eso” y nosotros lamentamos bastante lidiar con ese problema. Entonces uno desde el ángulo musical argumenta cosas para de cierta forma decirles: no estamos de acuerdo. La canción “Coca por Coco”, del último trabajo, lo que quiere decir es nosotros no estamos contentos, queremos que se vayan o al menos, que traten bien a nuestra gente.
¿Por qué escogieron a Cali para seguir trabajando con la música?
Hay una razón muy lógica y es que Cali es la capital del Pacífico. El Pacífico no es solamente Timbiquí, Guapi y López; el Pacífico es Buenaventura. El Pacífico son otros pueblos del Cauca, otros pueblos de Nariño y todos convergemos aquí. Entonces por eso escogimos esta ciudad, porque además de que está todo el cúmulo de la cultura del Pacífico, está la calidez de la gente, que es algo que para el afro-descendiente del Pacífico es definitivo y es una de las ciudades donde más se acepta nuestra cultura. Es una de las ciudades con mayor densidad de población negra, entonces para nosotros, es como sentirse en casa.
¿Cuáles son los planes a futuro?
La idea es clara, queremos ser un virus y que todo el mundo se infecte de música del Pacífico.
Escucha completa la entrevista en el programa  #122 Especial Herencia de Timbiquí

Comments

comments