Industria para la cultura

Industria para la cultura

Conocidas como el sector que desarrolla actividades en torno a bienes culturales tales como el arte, el entretenimiento, el diseño, la arquitectura, publicidad, gastronomía y turismo.

Las industrias culturales son las que aportan un valor económico a un territorio, son generadoras de empleo, aportan visibilidad a un lugar y son sectores subsidiarios del turismo. Un factor de lucro importante y considerado como sector estratégico dentro de la economía.

Por otro lado, las industrias creativas son los contenidos de creación o los intangibles; los que alimentan lo que será el mercado a futuro, las ideas en sí que se encuentran vinculados al concepto de ciudadanía y acceso a la cultura.

Infortunadamente, hace 50 años la industria cultural era conocida como una invasión, además de ser un sector poco influyente. Pertenecer a este sector y apoyar su comercialización, era un debate diario pues las posibilidades de ‘educar’ el sentido común, encajonaban las políticas de trabajo formal. El arte como tal, era pues, una manera de perder el tiempo.

Con los años, la cultura es usada como un medio de sostenimiento municipal, regional o nacional. Mayormente es considerada una contradicción, pues se afirma que la cultura no es un negocio.

Etimológicamente hablando, es el cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Ahí entra el debate, la herencia no se debe comprar ni vender.

La democratización del arte y su influencia en los diferentes sectores económicos han permitido un abastecimiento social para su sostenimiento y aún más, para conocer la cultura de otros países. Ese fue su inicio, conocer la historia a través de la cultura. A través del tiempo, se ha convertido en un rito cultural para retroalimentarnos.

 A nivel de Latinoamérica, la política para el emprendimiento de las industrias culturales es prospero. Basados en los comunicados del Ministerio de Cultura, su nivel y tendencia se ha incrementado tras fomentar y fortalecer el sector basados en valoración y valorización de los activos culturales de cada territorio para alcanzar un desarrollo sostenible en cada población.La producción intelectual genera ingresos casi mensuales para saciar las necesidades de acuerdo a distintas manifestaciones que buscan educar, hacer partícipe y sensibilizar al pueblo.

Escucha más opiniones  y conceptos de la industria cultural en la ciudad y en el país, ingresa a El Clavo en radio.  Escucha el programa #183 y conoce mucho más de las industrial culturales y sus actores.

Comments

comments