Inferno, el legado de Dan Brown

Inferno, el legado de Dan Brown

public

Tras su reconocido éxito en ventas con El Código da Vinci, Dan Brown regresa al mercado literario con Inferno. Críticos y lectores esperaban por igual la última entrega de misterio del autor estadounidense.

Robert Langdon, el personaje de Ángeles y Demonios, del Símbolo Perdido y del Código Da Vinci, regresa en un nuevo thrillerInferno. El eterno alter ego de Dan Brown esta vez ha sufrido amnesia retrograda, así como los lectores. Con ello, Dan Brown nos obliga a la intriga de los hechos pasados para generar suspenso en los futuros. Nada más sabemos que Robert ha despertado herido en un hospital de Florencia, Italia. Ahí se inicia su intricada aventura; ahí donde, condenado al exilio, el mismísimo Dante Alighieri deja a su amada Beatrice. Luego no dejaría de lamentarlo en su poema épico La Divina comedia. De simbología oculta, esta obra ha inspirado a grandes genios del arte clásico, pero en esta, a un brillante científico su primer canto:Inferno. Una conspiración que además lleva ese nombre y que amenaza a un mundo superpoblado con el sacrificio de unos cuantos por la supervivencia de la raza humana. El experto en enigmas, Robert Langdon, no tarda en descubrirlo y junto a Sienna Brooks inicia esta misión fascinante que de Florencia lo lleva a Venecia y a su desenlace final en Estambul.

Inferno, publicado en mayo bajo el sello editorial Planeta, ya es todo un fenómeno en superventas. A ojo de buen crítico eso no parece ser bien visto, pues conmiseración no les ha faltado. Se le han abalanzado para restarle méritos por su prosa desprolija y su inexactitud histórica. El autor, sin embargo, ha dejado claro que él escribe para sus lectores y sus lectores lo respaldan, alegando que su trama es ficción y que ello le da derecho a la inventiva.

Invoquemos pues a Virgilio, para Dante significativo de razón; invitación a la objetividad. Adentrémonos, entonces, en este Inferno; nos contará una historia asombrosa porque al asombro Dan Brown no le da tregua. De ese modo compensa las falencias que la crítica le atribuye y, especialmente, asegura un lector para entretener. Sus enigmas sugieren una realidad oculta del mundo, y a quien atrapa hace cómplice, lo hace salvador del mundo, decodificador de los secretos de los símbolos que incrusta en obras de arte o lugares que antaño escenificaron cambios históricos en la humanidad. Así, ¿quién se atrevería a eludir la salvación del mundo si Brown le persuade? “Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis moral”. Él suscita incertidumbre para cuestionar esta realidad de misterio.

Inferno, novela de misterio que aborda el problema histórico desde la ficción

De trama eficaz en su género, no deja de lado la especulación científica que colinda en terrenos de la ciencia ficción. Asimismo, un conocimiento extenso del arte que, expuesto en ocasiones, puede no definir el argumento de la novela pero que en definitiva le permite al lector conocer y al escritor alardear su pasión por la historia y el arte: pasearnos por la cuna del Renacimiento y allí enseñarnos a sus grandes exponentes; llevarnos por Venecia en taxi acuático para encantarnos con sus lugares de ensueño y en Estambul, mostrarnos un poco de historia y religión.

Los alcances de Inferno, que ha llegado a muchas manos en el mundo, pasan de invitación implícita a desempolvar el clásico de Dante Alighieri hasta darle, explícitamente porque el texto en este lo pretende, una historia interesante a la gran pantalla. Allí seguramente encantará,  pero es pecado que condena el quinto círculo del infierno esperar hasta entonces. Disfrutar del legado de Dan Brown es imperioso: Su legado es el futuro, su legado es la salvación, su legado es el Inferno.

Fotografía tomada de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/931313.html

Comments

comments