José Manuel Díaz

José Manuel Díaz

José Manuel Díaz

Fotografía por Marcela Valencia

Este Ingeniero Industrial, especializado en Gerencia del Medio Ambiente y con experiencia en otros países en temas relacionados con el tratamiento de residuos sólidos, le ha dedicado toda su vida a generar conciencia sobre el cuidado de los recursos naturales. Durante cuatro años hizo parte de la Junta Directiva de la reserva natural Los Robles en el Valle del Cauca, trabajó para el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente en Cali y actualmente labora en la oficina de Negocios Verdes Sostenibles del Ministerio de Ambiente y desarrollo Sostenible. Su labor consiste en recorrer todo el país organizando talleres en los que se recopila información para formular políticas y lineamientos que ayuden a fortalecer las empresas que trabajan haciendo usos de recursos naturales de forma sostenible y responsable.

¿Cuál es el principal atentado ambiental que está ocurriendo en Colombia?

La situación actual del agua, a pesar de que nuestro país tiene una gran riqueza hídrica por sus grandes extensiones de páramos, éstos se ven amenazados por la explotación de minerales. Los páramos son fundamentales porque retrasan el calentamiento global, de ahí sale el agua, pero las políticas actuales que favorecen a la “locomotora del desarrollo” van en contravía del medio ambiente. Es triste que desde hace unos 12 años atrás se vienen dando licencias de explotación minera en lugares donde es prohibido.

¿Cómo hizo para realizar una siembra masiva de árboles en el Cerro de las Tres Cruces?

En el año 2010 tuve la iniciativa de sembrar árboles debido a los problemas de quemas y erosión en el Cerro. Un día empecé a tocar puertas y la gente se fue vinculando y finalmente sembramos 2.300 árboles con el apoyo de la Sociedad de Mejoras Públicas, los Bomberos y los Scout. Fue una experiencia muy bacana en la que finalmente terminé haciendo la asistencia técnica. De todos esos árboles todavía sobreviven el 30%.

Para usted, ¿qué significado tienen los ríos?

Son la vida. Son la única fuente de supervivencia que tiene el ser humano y lastimosamente hemos perdido el respeto por ellos. Ofrecen un espacio muy especial de reencuentro con la madre naturaleza.

¿Por qué se ha perdido el respeto por la naturaleza?

Es algo muy loco. El hombre creció pensando que los recursos naturales son eternos e infinitos y de esa forma se ha venido abusando. Pero nos estamos dando cuenta de que el cuidado del medio ambiente es un tema de todos. Al ver las consecuencias que se están presentando han venido cambiando los parámetros y tendencias de vida. No se trata tampoco de ser extremistas, hay un estereotipo sobre las personas que trabajamos con temas relacionados con el medio ambiente, que andamos en chanclas y mochila. En Colombia tenemos que hacer lo que nuestros ancestros y abuelos nos decían: no tirar basura al río, cuidar los árboles porque de ahí sale la comida.

¿Qué podemos hacer para generar un cambio en favor del medio ambiente?

Estos cambios en los grandes países no han venido desde arriba, desde sus gobernantes, sino desde abajo, desde la gente, la población; que los alimentos no tengan tantos conservantes, que sean más orgánicos, que los precios estén regulados. Ha sido el despertar colectivo de los consumidores, que piden menos bolsas plásticas, porque tienen un canasto o una bolsa de tela, para citar un ejemplo, y presionan a los dirigentes para que se implementen políticas “verdes” y se cumplan.

Comments

comments