La sucursal al ritmo del Mesié

La sucursal al ritmo del Mesié

Foto: Lina Botero

El 21 de diciembre de 2012 sin duda alguna fue un día esperado por  todos, pues en medio de profecías  y auguros  se tejían mitos e hipótesis de lo que pasaría en esta esperada fecha.

¿Fin del mundo? ¡Lluvia de meteoritos! ¿Nuevo calendario o nuevos ciclos? En realidad a la final nadie no lo supo, pero si puedo asegurar que este día fue la ocasión perfecta para que una vez más esta Sultana musical y fiestera prendiera los motores de la fiesta de navidad que pronto se acerca.

El Mesié, el “chucu chuco” la cumbia  y el Jazz de Monsieur Periné levantó en medio de un baile gitano a todo el público asistente al Teatro Jorge Issacs , que por más de dos horas brindó un derroche de música y buenas canciones a todos los que cumplidamente les cumplieron una vez más la cita.

Música, música y más música eso era todo y tanto lo que se respiraba en el ambiente y la piel se sentía con cada sonido emitido. Un concierto que para ser el día “final” sonó perfecto, tanto que si no hubiese un día después, seguramente todos  los llevaríamos el mejor sabor de boca de la música y su esencia.

Primero el escenario le dio la oportunidad a Xavier Martínez, un sonido local y fresco con mucho Pop-Rock, índico el punto de partida de un concierto donde la música más que invitada especial, fue la anfitriona, dueña y señora de cada momento.

El ánimo arriba, las gargantas de todos afinadas y expectantes que el poder de Mesié se hiciera cargo de ellos y ser por un momento por y para la música.

Yo pasaba, de mañana, por la tienda de sombreros, y miraba, y buscaba, nada parecía perfecto” se levantó todo el teatro y ritmo de Jazz, cumbia y “Chucu Chucu” el público asistente comenzó a bailar y cantar a ritmo de un “Suin Romanticón” con el estilo de Monsieur Periné.

Después vinieron La playa, Cou Cou, Sabor  a Mí, y la Ciudad. Canciones que en conjunto con las luces, los aplausos, las voces y lo coros se convertían casi que un himno, pues en unisonó todos las cantaron.

Para finalizar llegó La Muerte…Sí la muerte “Ayyy! Que dolor que me duelen tus besos, Tú ausencia ¿Quien la curará?  Ayyy! Que me lleve la muerte con ella no quiero vivir  Si no estás”

Sin dudar fue un concierto para guardar en las paginas doradas de la historia de la ciudad, el teatro y todos los que se contagiaron un ritmo musical diferente, que cadenciosamente movieron  sus manos y cuerpo  con mucho “Suin a la Colombiana”

Para nosotros este concierto también representa la oportunidad perfecta para cerrar el año con broche de oro, para agradecer a todos por su fil acompañamiento, por seguirnos y para retribuirles con uno de los mejores placeres de la vida (La música) todo lo que han aportado en nuestro camino y en este año.

A Monsieur Periné le pedimos que sigan con su Suin, con su sabor  y música, para así poder tener la certeza futura de muchos más conciertos y ojalá en nuestra compañía.

A nuestros Clavos colaboradores que cumplidamente nos acompañaron y nos brindaron su ayuda:Gracias porque por ustedes siempre tenemos las satisfacción de tener una familia incondicional. 

Comments

comments