Las tres velitas de Mikasa Bar

Las tres velitas de Mikasa Bar

Usted sabe qué cosas tienen que ir adentro de una casa. La cama que no sólo se presta para descansar; la sala para los invitados, que siempre serán bienvenidos. El patio para el regocijo, para la naturaleza, para alcanzar a ver el clima de la ciudad. La terraza para eso de sentarse a pensar, a reflexionar. El equipo de sonido, que porque es necesario el esparcimiento, el escuchar las dos o tres canciones del cd pirata.

En Cali, hace tres años se hizo una casa para formar, para el libre pensamiento y la libre asociación entre los ciudadanos que no sólo quieren “rumbiar” sino promover un cambio cultural en la ciudad.

Esa casa, ha recibido a artistas de talla local, nacional e internacional con el objetivo de poner a mover el cuerpo de unos ciudadanos hambrientos por interacción, por conocimiento de nuevos ritmos y por apertura de música diferente a la habitual.

 El equipito de sonido que tiene esta casota, se presta nada más y nada menos para que alrededor de 350 personas, puedan conocer músicas del mundo y músicas independientes; para que los bajos y los brillos de cada género se adentren como escarabajos egipcios, en las pieles de los feligreses seguidores de este hogar.

Con una carta de cocteles con nombres completamente originales, esta Kasa de tres añitos de edad, se da el lujo de presentar los refranes que aprendimos cada uno de sus habitantes, en nuestros propios hogares.

 Esta casa ha funcionando y sigue haciéndolo, con el único fin de generar más cultura en nuestra ciudad. De promover artistas que de otro modo no hubieran logrado acercarse al público caleño.

Esta casa, por tres años, nos ha venido formando como público que necesita consumir música, que necesita consumir cultura y que (poco a poco) ha ido aprendiendo que las cosas valen por sus contenidos, y que tenemos que pagar por ellas.

El pasado 26 de noviembre, esta casa, este hogar de la sabrosura, celebró que hace tres año le trajo un respiro a Santiago de Cali, y este fin de semana; este 30 de noviembre y 1 de diciembre, se va a tirar a sí misma por la ventana.Se merecen todos los éxitos que hasta ahora han alcanzado, y El Clavo, celebra con ella, el bien que nos han regalado.

Larga vida a Mikasa Bar, y ¡sapo birthday pa todos!

Gracias ¡Totales!

Comments

comments