Leo, luego existo

Leo, luego existo

leo-luego-existo

El 27 de Octubre de 2014 la Cadena del Papel lanzó en Colombia la iniciativa TWO SIDES, una estrategia global que busca promoverla sostenibilidad del papel y su eficacia como medio impreso. El lanzamiento se llevó a cabo en la Biblioteca Virgilio Barco en Bogotá y tuvo como invitado especial a Martyn Eustace, Director General de TWO SIDES.

La Cadena del Papel es una alianza entre las organizaciones dedicadas a la producción, conversión y comercialización del papel entre las que se encuentran la Cámara de Pulpa, Papel y Cartón de la ANDI, Andiarios, Andigraf, Asomedios, la Cámara Colombiana del Libro y Fundalectura. Informa en distintas instancias el impacto positivo de la Cadena en el desarrollo de la Nación, la sostenibilidad en el proceso de fabricación y conversión del papel, y su gran importancia dentro de los procesos pedagógicos desde la Primera Infancia.

Compartimos un extracto del discurso pronunciado por la Directora de Fundalectura, Carmen Barvo durante el lanzamiento de TWO SIDES Colombia:

“Cuando un niño lee y escribe se disparan un sinnúmero de procesos. Una vez adquirido el lenguaje oral, se descubre el mundo y las personas se integran con su medio familiar y con la sociedad. Este es el punto de partida para quien aprende a leer y a escribir, momento en el que se pone en juego el desarrollo cognitivo y a la vez, se dinamizan relaciones contextuales, sociales y culturales, necesarias para la integración del individuo en su entorno. Leer y escribir forman parte integral del desarrollo y crecimiento del individuo, también podemos firmar que son procesos que se alimentan entre sí.”

Anne Mangen, profesora asociada del Centro de Lectura de la Universidad de Stavanger en Dinamarca, se pregunta si algo se pierde entre la lectura de un libro en papel y la de uno en pantalla y entre la escritura que se hace con un lápiz o bolígrafo sobre una hoja de papel y la que se realiza con un teclado. Los procesos de lectura y escritura comprometen una serie de sentidos, añade. Al escribir a mano, el cerebro recibe información de las acciones de nuestro aparato motor, junto con la sensación táctil del lápiz y el papel. Las reacciones que esto desencadena son significativamente diferentes de las que suscita el tocar un teclado y escribir con él.

La Universidad de Marsella, en Francia, ha profundizado en la investigación estableciendo que las partes del cerebro activadas al leer letras que hemos aprendido escribiendo a mano son diferentes de las que se activan al escribir en un teclado. En el primer caso, mano-lápiz-papel, los movimientos involucrados dejan un recuerdo en el sistema sensoriomotor del cerebro, que después nos ayuda a reconocer las letras. Este sistema juega un papel en el proceso de reconocimiento visual durante la lectura. Ahí está la conexión entre lectura y escritura.

La investigación añade que, como la escritura a mano requiere más tiempo que escribir en un teclado, el aspecto temporal también puede influir en el proceso de aprendizaje. Además puede incidir en el de la memoria; a menudo recordamos más algo que hemos escrito a mano que algo escrito en el computador porque podemos evocar el trazo, el color que usamos, el lugar de la página donde lo hicimos”.

Comments

comments