Música, Fama y Youtube: Las Celebridades del Kitsch

Música, Fama y Youtube: Las Celebridades del Kitsch

musica-famayyoutube2

A lo largo de la historia, el arte ha sido una trinchera desde la cual muchas veces se ha disparado en contra de los artificios superfluos de la sociedad y/o momento histórico concreto, de tal manera que muchas expresiones artísticas han puesto en tensión los conceptos de belleza comúnmente aceptados. Aproximadamente en 1860, en Alemania, empezó a tomar fuerza el concepto kitschpara referirse a las expresiones artísticas que según los cánones ortodoxos resultaban vulgares, baratas, de poca calidad estética, de mal gusto,  ordinarias, mal hechas o si se quiere, feas. De esta forma se estableció una de las tantas barreras entre lo bello y lo feo. Así se ha ido transformando el concepto de belleza a través del tiempo.

De la misma manera como las concepciones sobre lo bello han ido fluctuando con el paso de los años, los espacios para exponer las expresiones artísticas han ido variando: de los grandes palacios y catedrales pasamos a los teatros,  museos, calles y plazas. El surgimiento de la internet propició un nuevo espacio social para que las expresiones artísticas circularan más libremente entre los miembros de la cibercomunidad. Indiscutiblemente internet revolucionó el arte no solo respecto a las posibilidades de acceso a ella sino también de cara a la producción y promoción de la misma.

Particularmente la música ha tenido un giro de 180º desde la masificación de la internet. La red democratizó el acceso a la producción, promoción y consumo de música de todo tipo. El surgimiento de YouTube en el 2005 puso la cereza del coctel. Hoy cualquiera que tenga un computador con conexión a internet puede subir a esta plataforma una canción con o sin video para que sus mil millones de usuarios alrededor del mundo lo puedan ver[1].

Producto del azar, un plan de mercadeo bien diseñado o la vilarización, un video subido a YouTube puede convertir a su protagonista en una celebridad de alcance mundial, independientemente de la calidad estética o técnica de su producto. Los hay de todo tipo: buenos, malos, chistosos, entretenidos, grotescos, temerarios, creativos, conmovedores, desafiantes, contestatarios, reaccionarios… bellos y feos.

Si bien YouTube se ha convertido en un aliado estratégico para la promoción de música de alta factura, también ha sido el cómplice y adulador de productos que fácilmente podrían ser clasificados como kitsch:  de baja elaboración técnica y estética, “grotescos”, “vulgares”, “de mal gusto”, en últimas “feos”;  pero al mismo tiempo divertidos, asediados, disfrutados, comentados, compartidos, seguidos y hasta elogiados. 

En YouTube no hay miedo de pasar del anonimato al desprestigio cuando el deseo de fama es la motivación para protagonizar un video. En la lógica de la sociedad de consumo se asume que la fama en sí misma es un bien deseable a toda costa, pues supone no solo el reconocimiento social sino también la movilidad social de quien accede a ella, pero  a decir verdad, en la mayoría de los casos, ésta no es más que una expresión del arribismo más recalcitrante –combustible por excelencia de la sociedad de consumo. Lo anterior explica por ejemplo el deseo desmedido de muchos incautos de figurar en reinados, reality shows, páginas sociales y videos famosos de YouTube.

El fenómeno kitschse ha abierto espacio en YouTube, gracias a ello en Latinoamérica han surgido nuevas celebridades que se han robado varios minutos de los internautas habidos de entretenimiento, gracias a que su producto de pobreza estética y técnica, ordinario y pintoresco, puede resultar chistoso y entretenido para los navegantes del ciber espacio. En consecuencia, estos nuevos famosos de controversial mérito se han vuelto tema de conversación y han ganado gran cantidad de seguidores. Nombres como La Tigresa del Oriente y Wendy Sulca inmediatamente nos conectan con dicho fenómeno.

La mayoría, por no decir todas, estas nuevas celebridades vienen de los sectores populares que ven en la fama un recurso para la superación personal y colectiva;  en consecuencia sus productos son una puesta en escena de los valores, modos de ver el mundo, aspiraciones y en algunos casos patrimonios culturales de sus comunidades concretas. No es casual entonces que muchas de esas músicas vengan directamente de ritmos populares de países como Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. Pese a lo anterior, nuestra manera de percibirlos es simplemente como algo exótico, chistoso, grotesco y feo.

¿Si son “malos”, “grotescos” y “feos” por qué tienen tantos seguidores? Tal vez porque hay muchos –como yo- que gozamos con el ridículo ajeno –aunque yo suelo gozar también con el propio. Pero también creo que es porque en cierta manera a muchos nos reconforta ver que en un mundo donde la estética de la pulcritud y decoro esconde las más nauseabundas aspiraciones humanas, hay quienes de manera consciente o inconsciente ponen en tensión esos supuestos y reivindican otros modos de relacionarse con el mundo.

Más allá de emitir un juicio estético, lo invito a que vea esta selección de las celebridades del kitsch fabricadas por YouTube. No se sienta mal si goza con el ridículo ajeno, pero también dese la oportunidad  de burlarse del ridículo que hace todos los días intentando ser lo que no es y siendo lo que no quiere ser. Si le va bien con ese ejercicio introspectivo, haga un video y móntelo a YouTube.

 [1] Algunas cifras sobre YouTube:

  • Más de mil millones de usuarios visitan YouTube cada mes.
  • Cada mes, los usuarios ven más de seis millones de horas de video. En otras palabras es como si todas las personas del mundo dedicaran una hora al día a ver videos en YouTube.
  • Cada minuto se suben 100 horas de video a YouTube.
  • El 80% del tráfico de YouTube procede de fuera de Estados Unidos.
  • YouTube está traducido en 61 países y en 61 idiomas.
  • Según Nielsen, YouTube llega a más adultos de Estados Unidos de edades comprendidas entre los 18 y 34 años que cualquier televisión por cable.
  • Millones de usuarios se suscriben cada día. El número diario de nuevos suscriptores se ha triplicado desde el año pasado, y el número de suscripciones diarias es cuatro veces mayor en comparación con 2012.

Tomado de: https://www.youtube.com/yt/press/es/statistics.html

LA TIGRESA DEL ORIENTE

Peruana. Su verdadero nombre es Juana Judith Bustos Ahuite. Se hizo famosa en el 2006 con “Un nuevo amanecer”, una cumbia amazónica. Es considerada por muchos la reina de YouTube. En el 2011 fue nominada por MTV Latinoamérica a Celebridad del Año. Se dice que firmó contrato discográfico con Warner Music México. Ha dado conciertos en Chile, México, Argentina, Ecuador, Venezuela, Colombia y España. En su cuenta de Twitter @TigresaOriente tiene más de 122.000 seguidores. El video a continuación:

 

WENDY SULCA

Peruana. La fama le llegó en el 2005 cuando apenas tenía 9 años con su canción “La Tetita”, un huaino (género musical andino del Perú). Ha dado conciertos en Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y España. Gracias a la fama que consiguió, en el 2013 hizo su debut actoral en la serie de televisión peruana “Vacaciones en Grecia”. Ha hecho colaboraciones con artistas como Fito Páez, Dante Spinetta y Dani Umpi. En su cuenta de Twitter @Wendy_Oficial tiene más de 70.000 seguidores. Tenemos el video:

DELFIN QUISHPE

Ecuatoriano. Su nombre se hizo famoso en el 2006 con la canción “Torres Gemelas”, un techno-folclor andino –como él mismo lo define. Ha dado conciertos en Perú, Venezuela, Colombia, Chile y España. En el 2011 fue nominado a Celebridad del Año por MTV Latinoamérica. Colaboró con Wendy Sulca y La Tigresa del Oriente -en el también éxito de YouTube- “En tus Tierras Bailaré”. En su cuenta de Twitter @delfin_quishpe tiene más de 19.000 seguidores. ¿No lo conoces? Aquí lo mostramos:

COLIBRITANY

Mexicana. A diferencia de los demás nuevos famosos de esta lista, hay serios indicios de que ella no es un proyecto personal, sino una estrategia de mercadeo, ya que se hizo mundialmente famosa en el 2012, cuando su video “Mi Sexy Chambelán” fue lanzado en el canal de entretenimiento para latinos en Estados Unidos de YouTube llamadoNuevOn y fue promovido por Sofía Vergara en uno de los videos que hizo para este canal virtual. En su cuenta de Twitter @Colibritany tiene más de 22.000 seguidores.

LA FLOR DE HUARÁZ Y EL GRINGO KARL

Peruana y Sudafricano. Esta es una historia de amor entre una cantante callejera de huaino y un sudafricano que llegó a Perú con un cargamento de droga, fue capturado y enviado a prisión. Luego de pagar su condena se quedó atrapado en Perú probando suerte como cómico ambulante, en medio de la selva de cemento encontró en amor en la Flor de Huaráz. Se hicieron famosos en el 2006 con el video de la canción “El Gringo Chikchisik”.

ISRAEL LANUZA

Nicaragüense. Se hizo famoso en el 2011 con “Nicaragua Light”, una canción en “inglés” que según él pretendía ser un homenaje a la mujer indígena nicaragüense. No obstante, la canción que le ha merecido un lugar en esta selección es “El Tiempo y las Situaciones” donde demuestra que a él poco le importa el ritmo, la métrica, la coherencia y la afinación. En su cuenta de Twitter @lanuza505 tiene más de 12.000 seguidores.

CHIP TORRES

Mexicano. Su verdadero nombre es Fernando Tapia. Es un vendedor de la Plaza de la Tecnología del D.F. En el 2011 la productora audiovisual Gran Royal fue a el lugar donde trabaja a hacer un video publicitario, él se ofreció a ayudarles y terminó protagonizando los videos de sus canciones. “Tú me pixelas” y “Te Voy a Dar un Byte” catapultaron su popularidad. En una entrevista para el portal publimetro.co afirmó que aunque gracias a su reconocimiento han aumentado las ventas del almacén para el cual trabaja, no le han subido el sueldo. En su cuenta de Twitter @chiptorres tiene más de 3.000 seguidores.

Por Hugo Correal

Comments

comments