No es una nave espacial: es un sueño que recorre el mundo

No es una nave espacial: es un sueño que recorre el mundo

no es una nave espacial

 

 

¿Recuerdas la última vez que viste un video de TED que te hizo decir “¡qué chimba hacer eso!”?

 

Marcelo da Luz, no sólo lo pensó. Lo hizo. En 1989 este aventurero veía televisión cuando pasaron la noticia de una carrera de vehículos solares, una noticia que le plantó en los huesos el deseo de construir el suyo. Luego de 10 años hablando, imaginando y dudando logró completar la parte más difícil del proyecto XOF1: creer que podía hacerlo.

Marcelo, sabiendo que le dolía demasiado no cumplir su sueño, hizo oídos sordos más de 1500 veces cuando le decían “no”. La constancia lo recompensó y en 2004 ya estaba manejando el prototipo del carro que, en 2010, lo convertiría en el primer vehículo solar en recorrer la carretera de hielo más larga del mundo.

Aunque el XOF1 puede ir de 0 a 85 km en seis segundos hay algo que no puede hacer: pasar desapercibido. En sus viajes la policía lo ha parado para comprobar que su conductor es humano y para asegurarse de que no se trata de un arma extraña. Sin embargo, esta habilidad para llamar la atención tiene sus ventajas: ha atraído a personas de Holanda, Florida y Hong Kong que se han ofrecido como voluntarias para llevarlo cada vez más lejos. Su presencia ha marcado la diferencia en los viajes que Marcelo ha hecho por Canadá y Estados Unidos.

En el futuro este asistente de vuelo, que aprendió por su cuenta a usar celdas solares y baterías de litio, seguirá inspirando a las personas para que le den vida a sus sueños mientras cuidan el medio ambiente, pues tiene muy claro que si los vehículos solares no se usan masivamente es por falta de voluntad política y no por escasez tecnológica.

Comments

comments