No existe un plan B para nuestro planeta

No existe un plan B para nuestro planeta

Clavitorial-79-web

 

El tiempo se está acabando

De la misma manera que una persona fuma y sabe que se hace daño y que otra que se mete al camino de la delincuencia y sabe que es muy posible que pierda la vida, de esa misma manera estamos destruyendo nuestros recursos naturales y el medio ambiente; porque todos sabemos que lo que está ocurriendo a nivel global es un suicidio y estamos acabando con la vida en nuestro planeta. Eso lo tenemos presente desde el colegio, desde niños, pero parece que aún ‘no nos la creemos’ y seguimos arrasando con todo.

Si nuestros gobernantes, que supuestamente son personas muy cultas, estudiosas, capacitadas y competentes, hacen semejante cosa: le dan licencia a empresas para que apliquen un método prohibido en muchos países, sobre todo en los ricos, para extraer petróleo como el fracking;entonces ¿cómo quieren que se comporten los ciudadanos en materia ambiental? En toda parte se hacen campañas para el ahorro de agua y energía, pero esto no es significativo, porque la minería, legal e ilegal, destruye los ríos y acaba con todo. El tema del medio ambiente es sagrado, se trata de la vida misma y es el futuro lo que se pone en juego.

Alguna vez Colombia fue un país que tenía en sus recursos naturales y biodiversidad su principal tesoro y atractivo, nos decían que el Amazonas era el pulmón del mundo y nuestros ríos bañaban los valles y enriquecían nuestras tierras. Y nos hablaban del ciclo del agua como si fuera un recurso inagotable y renovable, entonces por el agua no nos debíamos preocupar. Pero si hoy vemos los ríos Bogotá, Medellín y Cali, para poner el ejemplo de algunas ciudades principales, nos encontramos que efectivamente nadie se preocupó, y nadie se está preocupando, basta con sólo observar éstos tres monumentos a la muerte y al abandono.

Entonces todo indica que el medio ambiente es la última prioridad para todos, a pesar que sabemos que no existen opciones ante una catástrofe en contra de la naturaleza. Y parece ser que a nadie le importa, de verdad, lo que sucede con el agua en Colombia. La dinámica mediática hace que todo esté enfocado en los diálogos de la Habana, James, Falcao y La Voz Kids; pero para qué paz, fútbol y demás, si en unos años no vamos a tener dónde vivir, y peor será para los niños del muy comentado reality.

Cambiar nuestros hábitos hacia el beneficio del medio ambiente ayuda, y tener una conciencia de cuidado de nuestros recursos naturales es fundamental, pero si el tema no es prioritario para nuestros gobernantes no va a ser suficiente. Necesitamos que personas que tengan conciencia ambiental sean las que estén en el poder, que conozcan el tema y que se comprometan a cuidar nuestro futuro que hoy está representado en el agua y la vida. Necesitamos despertar y hacer que nos importe, que nos duela y que generemos conciencia. No existe un plan B para nuestro planeta.

Comments

comments