Reflexiones de un Baño con Totuma

Reflexiones de un Baño con Totuma

baño-totuma2

Este fin de semana quitaron el agua en el edificio donde vivo, con el fin de lavar los tanques. Me pregunto  ¿Si están llenos de agua qué tanto les lavan? Si yo sé, aguas estancadas, enfermedades y todo eso; igual es algo que no deja de parecerme contradictorio.

Dada esta situación, me tuve que aplicar el famosísimo baño con totuma y su conocido ritual de: calentar agua, trasladarla hasta el baño y echarle agua fría hasta obtener una temperatura a gusto.Una vez completada esta primera parte del ritual, se comienza a recoger el agua con la totuma (imagino que muy pocos tendrán una, entonces la palabra simplemente se convierte enun sinónimo para el recipiente que utilizamos)para dejarla caer encima de su cabeza, enjabonarse y repetir el proceso.

Me di cuenta que la cantidad de agua que de verdad necesitamos para bañarnos es muy poca comparada con la que   utilizamos cuando giramos el grifo a todo dar.  ¿Qué va a pasar cuando de verdad empiecen a escasear el agua, petróleo, y los demás recursos naturales?

Actualmente  se tienen estadísticas para todo, y muchas veces, a pesar que estas nos muestran que algo no va bien, las leemos de reojo pensando que el asunto no es con nosotros.

Existe un índice llamado “Presión de consumo”, el cual indica el número de hectáreas que necesita un ser humano para vivir.  Resulta que,de alguna manera, unos expertos  miden  el consumo per cápita por hectáreas, no solo en cuanto a posesiones personales, sino también en cuanto a los recursos naturales que utilizamos de acuerdo a nuestro estilo de vida.

Este índice indica el número de hectáreas que un  humano  necesita para vivir, de acuerdo a su nivel de consumo (la ropa que utilizamos, nuestro  carro y lo que  se necesita para mantenerlo, los alimentos que consumimos  a diario, agua, comida,idas a cine, etc.)

Ahora bien, al multiplicar el índice por el número de habitantes del país, se obtiene el área sombra y el resultado de este cálculo debería ser inferior a la extensión de territorio del país.  En Colombia  la presión de consumo equivale a 2,7; así que en medio de nuestro consumo desaforado,todavía tenemos territorio para no desequilibrar el medio ambientepero,¿qué ocurre en países como estados Unidos, India o China?

Los gringos ya se rajaron en este tema pues su índice de presión de consumo por habitante es de 32 hectáreas, que al multiplicarlo por su población de más de 300 millones de habitantes, claramente sobrepasa su territorio; por eso, muy queridos ellos, han comenzado  a apropiarse del territorio de los países “tercermundistas”.

En cuanto a China e India el índice de estos se encuentra entre 0 y 1, pero al tener cada uno más de mil millones de habitantes queda claro que sus respectivas regiones sombra superan la extensión de sus territorios.

Los recursos de la tierra se están extinguiendo cada vez más rápido de lo que creíamos, y si  cada uno de nosotros no hacemos de este nuestro problema; muy seguramente dentro de muy pocos años, la vida para las generaciones futuras va a ser un verdadero suplicio. Es hora de dejar de apostarle a ese consumo irracional que manda la parada en nuestras vidas y hacer algo.  Como leí hace poco en un artículo “Lessisthe new more”.

Juan Manuel Rodríguez

@Vieleicht

Comments

comments