Rómulo Marín:  Para dar pasos firmes hay que tener buenos zapatos

Rómulo Marín: Para dar pasos firmes hay que tener buenos zapatos

 

romulo-marin-entrevista

 

 

Es uno de los empresarios más reconocidos y carismáticos del país, cuyo nombre se ha convertido en una marca que representa calidad y confort. Desde muy temprana edad aprendió el arte de la zapatería el que ha perfeccionado con el paso del tiempo. Su historia emprendedora empezó en un pequeño taller hace 30 años, con pocas herramientas pero con muchas ilusiones. Hoy, ese sueño se ha convertido en realidad y se ve reflejado en una de las fábricas de confección de zapatos más grandes e importantes del país, la cual exporta sus productos a varios países del mundo y goza de una reputación envidiable. El Clavo Business se puso en los zapatos de Rómulo Marín, un gran visionario de la industria del calzado del país.

¿Cómo nace Calzado Rómulo?

La historia de mi empresa inicia desde un taller de remiendos que monté en mi casael cual sólo contaba con un pie de remachar puntillas, un burro de zapatería y un asiento.La materia primala conseguí con unos ahorros. Poco a poco el reconocimiento de mi trabajofue creciendo gracias al voz-a-voz de las personas que me recomendaban. El taller se llamaba Clínica de calzado Doctor Rómulo Marín, porque la gente me llamaba “doctor” por el hecho de que yo siempre llevaba mi herramienta en un maletín muy bonito y elegante, como los de los doctores.

¿Dónde aprendió el oficio de la zapatería?

Yo aprendí este arte en una fábrica que se llamaba Zapatería Rey Lux, en las tardes después del colegio. Uno de los operarios me enseñó y con el paso del tiempo descubrí que tenía talento.  Pocos años después entré al SENA a estudiar modelado de calzado y más adelante tomé la iniciativa de montar mi propio taller en mi casa. Los primeros zapatos que hice eran de niño, los cuales tuvieron éxito inmediato en varias ciudades del país.

¿Cómo era una rutina suya en la época cuando arrancó su emprendimiento?

Yo me levantaba muy temprano, para alistar todos los elementos detrabajo. Salía en las mañanas, a conseguir la materia prima, y luego dedicaba el resto del día a confeccionar los zapatos. A veces me quedaba hasta muy tarde con tal de cumplir con los pedidos. En esa época no contaba con mucho personal, así que me tocaba en varias ocasiones realizar diferentes labores. A pesar del cansancio nunca me detuve y gracias a mi visión y mi disciplina logré crecer.

¿Cómo logró industrializar el arte de confeccionar zapatos?

Sucedió que cuandotenía25 años tuve la oportunidad de viajar a los Estados Unidos, país en el que viví 4 años y donde aprendí nuevas técnicas sobre mi oficio. Todos sabemos que allá los procesos industriales son muy avanzados, así que hice la tarea de absorber la mayor cantidad de información posible sobre el tema. Estando en ese país me proyecté a hacer cosas mucho más grandes. Entonces regresé a Colombia, abrí mi fábrica de nuevo e implementé los modelos de producción que había aprendido.

romulo-marin-zapatos

¿Cuál ha sido el momento más difícil en su vida de empresario?

Fue cuando intenté incursionar en el mercado de Venezuela. Al inicio a mi empresa le fue muy bien en ese país, pero con el ascenso al poder de Hugo Chávez y sus políticas económicas todo se vino a pique. Perdí mucho dinero y el mercado que había ganado. Sin embargo, logré salir de la crisis con la ayuda de mi familia y mi equipo de trabajo.

¿Qué es lo que hace que calzado Rómulo se diferencie de su competencia?

Primero, la calidad de mi producto, el cual es manufacturado con procesos de altísima precisión. Segundo, el confort y el bienestar que produce en mis clientes, ya que su diseño está concebido para adaptarseanatómicamente al pie.

¿Qué tanto ha afectado la masiva importación de productos chinos a la industria de calzado en Colombia?

En realidad los más afectados han sido los pequeños manufactureros, puesto que la competencia es dura. Hoy en día los comerciantes prefieren el calzado chino porque lo pueden comprar en volúmenes altísimos y a precios muy menores, algo que lógicamente es muy rentable. El problema del pequeño empresario colombiano es que no puede responder, en la mayoría de veces a la demanda del mercado, lo que genera más costos y atrasos en la producción y venta de sus productos. El gobierno tiene una responsabilidad grande en la solución a este problema, ya que tiene la obligación de apoyar el crecimiento de estas pequeñas industrias que son generadoras de empleo y bienestar para muchas personas. La clave está sólo en eso: en producir mucho más y competir con calidad.

Háblenos de la responsabilidad social que tiene Calzado Rómulo.

Nuestra política de responsabilidad social se basa en que nuestra fuerza laboral es muy diversa. Nosotros no rechazamos a ninguna persona a contratar ni por su estrato social, nipor sus creencias o costumbres. Hemos tratado de incluir gente en estado vulnerable para apoyar bien sea su resocialización o su proyecto de vida. Nosotros sólo nos fijamos en que el aspirante tenga muchas ganas de trabajar y aprender. Con eso estamos construyendo una mejor sociedad y un mejor país.

¿Qué debemos hacer para que “el colombiano compre lo colombiano”?

Lo que debemos hacer inicialmente es producir mucho más. No limitarnos a la hora de fabricar nuestros productos. Esto conduce a que el mercado se llene de las marcas de aquí y que la gente tenga más opciones a la hora de comprar. El otro factor es hacer las cosas con altos estándares de calidad, lo que repercutirá en la fidelidad del cliente. Por último, —y esto en un plano más social—, es que todas las empresas, de todos los sectoresmejoren los salarios de sus trabajadores, para que ellos pueden destinar parte de lo que ganan en comprar productos aparte de los básicos de subsistencia. Mejorando los salarios, habrá más impulso de compra y por ende un mejoramiento del mercado y la economía.

Usted se ha caracterizado por ser una persona muy carismática y ahora le está apostando a los medios de comunicación, ¿por qué dio ese paso?

Porque considero que nuestro país  necesita tener información positiva también. Lo digo porque creo que estamos saturados de que todos los días los noticieros y los periódicos nos invadan con noticias pesimistas y catastróficas. Hay que conocer la realidad, pero tenemos también que brindar esperanza. De mi parte por lo menos lo que estoy haciendo con los programas de televisión que he patrocinado es difundir buenas  noticias; mostrándole a la gente que en Colombia podemos hacer cosas interesantes y positivas.

¿En qué se diferencia el pie de un colombiano con respecto a los del  resto del mundo?

El pie promedio de un colombiano es corto y grueso, mientras que el del europeo es largo y delgado. La forma de los pies de los norteamericanos es grande y gruesa; la de los asiáticos es pequeña y muy delgada. Para todos ellos tengo el zapato adecuado.

¿Cómo le fue con el zapato del mundial?

Nos fue excelente. Nos encanta diseñar cosas que estén dentro de la pasión colectiva del país. Por ejemplo, en este momento vamos a lanzar una línea de zapatos que vendrán marcados con la famosa frase mundialista “fue gol de Yepes”.

¿Cómo define usted el éxito?

Es hacer que las demás personas también lo tengan. Ayudar es la máxima expresión de una persona exitosa. Todo lo debemos dar en vida, ya que nada nos llevaremos cuando estemos “del otro lado”.

Autor: Luis Gaviria

Twitter: @luisgaviria226

Fotografía: Luis Gaviria

Comments

comments