Tapas plásticas, una línea de vida

Tapas plásticas, una línea de vida

Aprendamos a reciclar

Aprendamos a reciclar

En Cali hay iniciativas para salvaguardar nuestro futuro.

El plástico es uno de los materiales más revolucionarios debido ala gran cantidad de usos que se le pueden dar en nuestra sociedad. Este material está presente en el día a día con varias formas y utilidades que sirven como una ayuda para los seres vivos que habitan este planeta; ya sea en una botella de agua o hasta complejos artefactos producidos de plástico para reducir costos y hacerles más livianos. El plástico es un material fundamental del progresoen un mundo como este, que busca recurrir a elementos funcionales. Pero como es conocido, el plástico no se degrada naturalmente como sí lo hacen otros elementos, de hecho, este material lo único que hace en la naturaleza al momento de iniciar un supuesto proceso de degradación, es contaminarla.

El desarrollo sostenible es el método que en todo el mundo se ha hecho famoso por la gran variedad de implementaciones que se pueden plantear en situaciones diarias, como lo es la reutilización de desechos. La definición como tal del método es satisfacer necesidades del ahora sin comprometer las del futuro, por eso el reciclaje es fundamental. En países como Austria y Alemania el promedio de reciclaje al año es de un 63% de sus residuos, aprovechando la demanda de algunos materiales como el plástico. Desde la perspectiva de ayuda al planeta, el reciclaje se convirtió en un negocio que en países industrializados ha sido explotado en formas que han evolucionado con grandes compañías dedicadas al tema.

La Fundación Carlos Portela

Desde hace 15 años ha tenido a manera propia y sin ningún ánimo de lucro la labor titánica de ayudar a niños con cáncer(que por sus escasos recursos necesitan de una mano que apoye tanto a su tratamiento como a sus familias), ha emprendido una iniciativa digna de resaltar en pro del planeta y de sus niños. La idea es recoger la mayor cantidad de tapas plásticas, que posteriormente venden para solventar algunos gastos dentro de la misma fundación. Esta emprendedora idea no nació en la Ciudad de Cali, de hecho, es un concepto que nació lejos, al sur de nuestro continente cuando el Hospital pediátrico Juan Pablo II en la república Argentina, necesitaba ayuda en términos monetarios. Luego por lo interesante del modelo, fue la Fundación Sanar la que lo adoptó en Colombia para solventar gastos propios en sus labores y fue ahí cuando la Fundación Carlos Portela en el proceso de recogimiento de las mismas para ayudar a su similar fundación en Bogotá, decidió implementarlo en enero del año 2013 para bien propio.

La fundación recibe un promedio de 400 kilos y un aproximado de 1600 tapas por semana que las personas de forma voluntaria, recogen para apoyar una causa que ha generado gran sentido de solidaridad siendo acogida demanera positiva en todas las esferas de la sociedad caleña. El precio que pagan las empresas por cada kilo de tapas de plástico esun promedio de $400 pesos, haciendo la operación matemática mensualmente la entrada económica por concepto de la actividad es de unos $640.000.

En diferentes sitios de la ciudad de Cali se encuentran centros de acopio. Por ejemplo, estaciones de gasolina que han servido para darle luz a una iniciativa, que en sí lo que pretende es educar de una manera colectiva y ayudar a los que lo necesitan,como es el caso de los niños y las familias en el proceso de sostenimiento de la enfermedad; y de los habitantes del planeta, quienes se verán beneficiados con la reutilización del material plástico.

Los costos de financiación para procedimientos médicos que la fundación Carlos Portela apoya, de alguna manera, en palabras de la directora María Fernanda Portela van de $600 a $1.000 millones de pesos en trasplantes de médula. Costo que por su naturaleza sería muy difícil de pagar solamente con la recolección y posterior venta de las tapas de plástico. Lo que intenta subsidiar la fundación por medio de esta actividad, es la compra de mercado para alimentar a todas las mamás que vienen de varios sitios del Valle del Cauca para apoyar a sus hijos en diferentes procedimientos.

La actividad de recolección de tapas pretende concientizar a la gente de la importancia del reciclaje en el mundo y sus beneficios. En este caso, le ayuda a los niños de la fundación Carlos Portela, quienes por su difícil situación económicano cuentan con los recursos suficientes para incurrir en los gastos que representa una enfermedad de alto costo.

En general, la iniciativa que replica en Cali la fundación Carlos Portelase suma al cambio de mentalidad de la comunidad caleña, que con eventos como los WorldGames, las diferentes cumbres y espectáculos de primera categoría como el Festival Petronio Álvarez, han inyectado una renovada definición a la siempre conocida hospitalidad de la gente en la sultana del Valle.

Por Juan David Garzón

Comments

comments