Tendencias en alimentación para el 2018

Para 2018 el consumo de alimentos se debe adaptar a un estilo de vida más activo. Con el pasar de los años, el tiempo que cada persona dedica al consumo de alimentos va disminuyendo y es ahí cuando la agilidad y la comodidad se vuelven más relevantes. Para ello, tendrán que ser alimentos disponibles en cualquier lugar y momento de consumo, y que satisfagan inmediatamente las necesidades de las personas sin que se llegue a disminuir la calidad y las propiedades saludables de los mismos.

En la actualidad, llevar una vida saludable se está convirtiendo en un símbolo de estatus a medida que más personas presumen de su interés por el bienestar y el “fitness”. Son conscientes de que los hábitos alimenticios influyen directamente en la calidad de vida. Esto está promoviendo una demanda sin precedentes por opciones de alimentación saludable con atributos que promueven la salud y en formatos “on the go”.

Las tendencias en alimentación más destacadas serán:

Transparencia total: El consumidor es cada vez más escéptico ante el contenido de los alimentos. Esta desconfianza generalizada ha aumentado la necesidad de que la industria de alimentos sea más explícita sobre los ingredientes y los orígenes del alimento, haciendo declaraciones sobre sus procesos de producción, cadenas de suministro, el lugar de origen y sus técnicas de cultivo o fabricación, por ejemplo: cuando escuchamos “huevos de gallinas felices”, es porque hace referencia a huevos de gallinas que crecen en granjas y que no son sometidas a situaciones de estrés.

Autocuidado: Esta tendencia está basada en la premisa de salud para todos y en el hecho de que los alimentos con propiedades de salud no deben ser solo considerados como un lujo, sino como una necesidad que debe ser accesible y asequible para toda la población. Por lo anterior, el consumidor en general busca alimentos con menor contenido de sodio, azúcar, grasas saturadas y que además le ayuden a disminuir el estrés.

Nuevas sensaciones: El objetivo de esta tendencia es utilizar todos los sentidos para degustar las características de los alimentos. La textura y el sonido que producen al consumirlos, son en ocasiones más importantes que el sabor de ciertos productos.

Personalización: Esta tendencia ha aumentado teniendo en cuenta el auge de las compras por internet, en las que puedo escoger un alimento a la medida y que tenga algún beneficio adicional, por ejemplo, alimentos
especiales para veganos.

Ciencia justa: Esta tendencia hace referencia al uso de tecnologías más amigables para el medio ambiente. Los empaques de papel reciclado, la disminución del plástico en los empaques, el no uso de pitillos plásticos, son
solo algunos ejemplos. Estas tendencias son claves y presentan oportunidades para la innovación y renovación de grandes marcas y para el desarrollo de nuevas marcas emprendedoras.

 

Comments

comments

Leave a Reply