Zoológico de Cali

Zoológico de Cali

Tradición Oral en el Zoológico de Cali

Tradición Oral en el Zoológico de Cali

Espantos nacionales, nacidos de la tradición oral

Se vino el mes de octubre y muchos piensan en sustos y espantos al mejor estilo americano, pero pocos recuerdan a esos seres que en épocas pasadas cuidaban manantiales, ríos y bosques y castigaban severamente a quien intentara generar algún daño a la naturaleza. Personajes como el Hojarasquín, el Mohán, La Madremonte y los duendes se encargaban noche tras noche, de ahuyentar cazadores, detener hombres infieles, juguetear con los caballos y trenzar a las mujeres. Estos son en verdad los espantos nacionales, nacidos de la tradición oral de nuestros antepasados. Hoy reviven en funciones nocturnas en el Zoológico de Cali. ‘Mitos y leyendas’ llega nuevamente para ofrecer al público una muestra del patrimonio cultural que se ha olvidado.

Una gran hilera de personas, la noche es fría, van entrando individuos de todas las edades, un pequeño de 6 años de la mano de una anciana, un grupo de jóvenes, algunas parejas, y así sucesivamente, todos comparten algo: la emoción que se refleja en el rostro. Los guardas hacen que el conglomerado se desplace hasta una sala adornada en su exterior por un gran hormiguero inmóvil, donde son ellos, los humanos, los que simulan ser sus habitantes. Una vez adentro, un video es el encargado de ilustrar al público con imágenes del planeta tierra y diferentes ecosistemas; así como,  cada error humano que le ha costado a la madre tierra pedazos de su alma. “El mundo está al revés”, repiten constantemente… Es allí donde comienza todo.

Un baquiano a la cabeza relatando historias, un camino iluminado por antorchas, seres de diversos tamaños y colores dormidos a cada costado, una que otra criatura por ahí… y un hechizo en el aire, que abarca no solo ese lugar, sino el mundo entero, es la premisa fundamental para emprender una travesía con los hombres de la selva, que están preparados para todo, tanto para enfrentar a la mitología como para enseñarles a los visitantes una valiosa lección.

Este proyecto, que lleva más de 10 años, mezcla la tradición con el arte y el medio ambiente. Nació de una iniciativa juvenil y se ha venido desarrollando año tras año con temáticas y mitos diferentes, como ‘El misterioso amazonas’ y ‘Una noche en el pacífico’. Este año vendrá con ‘Los hombres de la selva’, esparciendo así historias provenientes de todos los rincones de la patria.

Inicialmente, fue una idea enfocada a los campamentos nocturnos para los niños que participaban en las vacaciones recreativas que ofrecía el Zoológico. La primera vez se realizó el último sábado de octubre y fue tanta su popularidad, que a través de los años tuvieron que ampliarse las fechas, hasta llegar a la actualidad, donde se ofrecerán funciones a partir del 18 de Octubre, todos los viernes y sábados en adelante, hasta el 9 de Noviembre.

La parte conceptual del proyecto se desarrolla de la mano de un equipo multidisciplinario, haciendo del mismo una iniciativa enfocada a transmitir un mensaje informativo y concientizador, en pequeños, jóvenes y adultos. Es un show que no solo es pensado desde la institución sino también creado para la población caleña. El Zoológico incluye a cada una de las personas que trabajan en el mismo: educadores ambientales, comunicadores, guardias de seguridad, entre otros; cada traje, pintura y actuación son desarrollados por éstas personas, los mismos que entre semana se dedican a dar charlas informativas y visitas guiadas sobre los animales que habitan el lugar y los cuidados para su preservación.

Cada función tiene un cupo máximo de 460 personas y a través de los años la experiencia les ha favorecido con gran cantidad de visitantes, haciendo que  las funciones siempre alcancen el tope. La boleta tiene un costo de 15.000 pesos, tanto para niños como adultos, y se puede adquirir en las taquillas del Zoológico, en el horario de atención del mismo, de 9:00 de la mañana a 4:30 de la tarde. La función inicia a las 6:30 de la tarde y tiene una duración de una hora aproximadamente, rematando en una zona de juegos y actividades lúdicas que otorgan premios, pensados para el tiempo en familia.

Este proyecto representa una alternativa cultural en el mes de los niños, enfocada al misterio fascinante de la narrativa oral del país, así mismo está muy vinculado con la misión del Zoológico “Crear experiencias inolvidables para contagiar nuestra pasión”, crear un escenario mágico para educar, un escenario donde las brujas se apoderan de la noche y un jaguar ruge por su amada, mientras algunos animales gigantes salen al paso del camino y donde sólo las enseñanzas de los seres mitológicos serán las encargadas de disipar el hechizo y de reencontrar al público con la verdadera naturaleza de su origen.

Por Laura Ballesteros

A través de periódico El Pueblo

Comments

comments