Daniel Samper Pizano, Periodismo con sabor a ingenio

Daniel Samper Pizano, Periodismo con sabor a ingenio

DANIEL-SAMPER

Es tal vez uno de los periodistas más reconocidos y más exitosos de Colombia. Su trabajo, caracterizado por ser crítico y a la vez lleno de humor, relata la realidad nacional de manera simpática sin dejar a un lado la objetividad. Este abogado egresado de la Universidad Javeriana de Bogotá que cuenta con un máster de Periodismo de la Universidad de Kansas, ha trabajado en diversos medios de comunicación como columnista, aunque también se ha desempeñado como guionista de televisión. Ha obtenido varios premios a su labor periodística entre los que se destaca el Premio Rey de España. Sus libros, como sus artículos periodísticos, se caracterizan por su fina ironía y sentido del humor. Recientemente dirigió una edición del semanario El Pueblo, recordando una de  sus épocas de cuando trabajó con dicho medio años atrás. En esta oportunidad para El Clavo, nos dejó entrever cuál es su opinión acerca del presente de los medios de comunicación  y los periodistas de Colombia.

Si usted no hubiera sido periodista, ¿qué otra profesión le hubiera gustado ejercer?

Me hubiera gustado ser futbolista. Porque así habría tenido la oportunidad de ofrecerle al noble pueblo del Independiente Santa Fe el título del Campeonato Nacional que tanto necesita con urgencia.

¿Qué es lo más maluco de ser periodista?

Lo más maluco es cuando a uno le toca escribir cuando no se tiene ganas. Escribir con ganas e inspirado es una delicia, pero muchas veces uno tiene que hacerlo aunque no lo esté, porque el medio donde se trabaja se lo exige. No hay nada más bello como tener el espacio, el tiempo y la motivación para escribir.

¿Qué piensa de los nuevos medios y el inmediatismo de la noticia?

La noticia siempre ha procurado ser lo más inmediata posible, por eso existe la llamada “chiva periodística”.Los nuevos medios definitivamente son una herramienta más para la bonustrackbúsqueda de la noticia.Lo bueno  de ellos es que existe ahora la posibilidad estar informado rápidamente, pero con la falencia de que muchos periodistas no investigan a profundidad lo que dicen o que no contrasten o verifiquen las fuentes.

¿Es más fácil ejercer el periodismo hoy en Colombia en comparación de hace algunos años?

Depende de lo que llamemos pasado. En general la tecnología y los avances de los nuevos medios son en ese sentido muy favorables y muy positivos.Por otra parte me parece que ya está sentada la noción en la actualidad de que la prensa debe ser libre, algo que no sucedía años atrás. Por ejemplo,  en la época de Lleras Restrepo se imponía la censura. Hoy en díaun censor de prensa sería considerado una atrocidad.

¿Por qué cree que la gente en Colombia “traga entero” con las noticias?

Porque la gente aún tiene un poco de fe en que aquellas cosas que se le informan son verdad, algo que en cierto sentido es bueno porque significa que no está totalmente perdida la credibilidad en los medios.Pero así mismo esto es una invitación a que estos sean creíbles; que trabajen siempre en el lado de la verdad. Sin embargo yo le digo a la gente que debemos conservar un grado de escepticismo para todos los periodistas.

¿Cuál es el principal error que cometen los nuevos periodistas?

Yo creo que leer muy poco. El periodismo debe destinar parte de su importancia, a lo que  hay detrás, es decir, en haber leído, en estar informado; enconocer por ejemplo, la historia de Colombia. Es terrible que los periodistas jóvenes hayan olvidado que tenemos un pasado, que todo lo que vivimos hoy es consecuencia de algo que se hizo ayer. Para que el trabajo del periodista sea lo suficientemente denso y profundo, este debe leer y mucho. Es obligatorio. Lo demás es la técnicaque se aprende con el tiempo.

El tema en esta edición de la revista son los pecaditos. ¿Usted tiene alguno que nos quiera confesar?

A diferencia de mucha gente que dice no arrepentirse de nada, yo en cambio sí lo hago y a cada rato.Entonces como no me arrepiento de no contarle mi pecado no diré nada.

¿Cuál es su palabra favorita y por qué?

Zócalo. No pregunte por qué, no le sabría decir, ya que su significado no es poético ni tan bonito como se creería. El zócalo es la base inferior de un edificio o en México es sencillamente una plaza.

Bonustrack

Libro: Rayuela

Canción: Camino de Guanajuato.

Película: El Padrino 1, 2 y 3

Artista musical: Joan Manuel Serrat.

¿A quién o a qué le daría clavo?: No lo puedo decir porque mi mujer leerá esto.

¿Cómo se sacaría el clavo?: Cuando usted termine.

¿Cuál es el clavo de su vida?: Yo diría mejor cuál es la cruz de mi vida, que sin lugar a dudas es ser calvo. Pero me da paz saber que es la consecuencia de los que tenemos exceso de testosterona.

Comments

comments