Gustavo Céspedes, Preservar la vida es todo una empresa

Gustavo Céspedes, Preservar la vida es todo una empresa

GUSTAVO-CESPEDES-web

Médico Cirujano que cuenta con un posgrado en Administración y Calidad Total. Tiene más de 10 años de experiencia en el sector de la salud. Padre de tres hijos, aficionado a las motocicletas y deportista, este profesional ha logrado, con mucho esfuerzo y pulso, levantar empresa en uno de los sectores económicos y sociales más golpeados del país: la salud. Sin embargo, pese a las dificultades, ha logrado salir avante, enfocando su labor en los temas sociales. Su empresa, Clínica Su Vida, es hoy una de las líderes en el área de Cuidados

Intensivos de pacientes, donde el respeto al ser humano y la preservación de la vida es la filosofía imperante. Gustavo se siente orgulloso de poder ofrecer un servicio de alta calidad con sentido social, ya que la mayoría de sus usuarios son personas cobijadas por el régimen subsidiado. Médico, empresario y sobretodo buen líder, Gustavo Céspedes demuestra que con persistencia y mucho ingenio todo es posible.

¿Desde cuándo tuvo la iniciativa por ser empresario? 

Yo creo que desde que era niño. Siempre me gustó ser dueño de mis cosas y de mi dinero y no depender de nadie. Por ejemplo, cuando estaba en el colegio, aprovechaba los eventos culturales para alquilarle mis revistas de cómics de superhéroes a mis compañeros. Cuando estaba más grande, vendía bicicletas y ataris usadas, y en los períodos de vacaciones trabajaba en cuanta labor salía. Esa independencia me impulsó a que entrado en mi época adulta, decidiera montar empresa.

¿Cómo surgió la idea de crear la Clínica Su Vida?

Todo fue un proceso. Inicialmente el proyecto de Clínica Su Vida era dedicarnos al servicio médico domiciliario, iniciativa que no prosperó por varias circunstancias. Entonces, desde mi experiencia en el sector salud, me di cuenta que muchas personas necesitaban con urgencia un trato digno y profesional en lo que se refería a cuidados médicos especiales. Para mí es inconcebible que existan seres humanos que fallezcan en los pasillos de un hospital esperando una camilla para el tratamiento de su enfermedad. De ahí apareció la idea de montar una Unidad de Cuidados Intensivos para pacientes que por ser del régimen subsidiado no recibían la atención oportuna por parte de otras entidades de salud. Esa es la historia de cómo llega Clínica Su Vida al panorama de muchas personas que encontraron en nosotros un apoyo integral.

¿Con cuántas personas arrancó este proyecto? 

Inicialmente Clínica Su Vida arrancó con equipo humano que sumaba 25 personas, conformado por médicos, enfermeras, terapeutas y una pequeña área administrativa. Empezamos con una UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de 9 camas. Hoy, después de 4 años de operación, nos enorgullece decir que ese equipo aumentó a la importante cifra de 200 personas y que contamos con un total de 44 camas, distribuidas en nuestras sedes de Cali y Manizales. Además hoy estamos equipados con una unidad de imágenes diagnósticas
totalmente moderna.

¿Por qué hacer empresa en Colombia?

Porque nuestro país está en una era de constante desarrollo y en el que la dinámica social está a la orden del día. Por eso es importante participar activamente en ella. Desde el punto de vista económico todos sabemos que en el sector de la salud hay un déficit muy alto, situación que nos obliga a trabajar duro por él para sacarlo de esa crisis. Mi intención como médico y empresario es aportar a esa corriente de cambio para que el día de mañana todos tengamos acceso a un servicio de salud digno y de calidad. Yo tengo fe que eso pasará pronto.

¿Cómo es el negocio de la salud?

Lastimosamente en eso se ha convertido: en un negocio. Todo tiene que ver con una dinámica impuesta por los empresarios, la ley y el gobierno, que ha hecho que este sector quede totalmente ligado al rendimiento financiero dejando en segundo plano lo verdaderamente esencial: la atención. Por ejemplo, con los servicios del POS (Plan Obligatorio de Salud) muchos prestadores brindan lo menos posible a sus pacientes para no gastar dinero, por eso, cada día la caja del sector salud es menor, produciendo que el Estado no pague sus deudas con las EPS y éstas a su vez no lo hagan con sus prestadores de servicios. Pero en nuestro caso estamos haciendo un esfuerzo adicional para salir adelante en todas nuestras áreas y lo estamos logrando.

¿Qué es lo más satisfactorio de su trabajo?

Poder ver que las personas de los estratos menos favorecidos sientan que tienen las mismas oportunidades que los demás para acceder a servicios de salud de calidad. Es muy curioso ver cómo ellas se sorprenden cuando llegan a la clínica y reciben el cuidado y atención dignos. Otro elemento que nos satisface es que nuestra tasa de mortalidad es muy baja, incluso mucho menor que lo que establece los estándares internacionales. Eso es señal de que lo que estamos haciendo, lo estamos haciendo bien.

Háblenos un poco acerca de cómo es la dinámica laboral con su equipo de trabajo.

Cuando las empresas tienen definido cuál es su meta y propósito, ellas se empeñan en hacer su trabajo lo mejor posible y lógicamente también hacerlo viable. En Clínica Su Vida nos concentramos los tres primeros años en esa tarea, es decir, en consolidar la empresa en todas sus áreas. Comprendimos con la práctica que es totalmente importante brindar a nuestro equipo el mayor grado de satisfacción, para que éste apropie como suyo, el proyecto que con tanta pasión hemos construido. Para lograr este cometido, estamos desarrollando un proceso integral de gestión del recurso humano con estrategias, para motivar el mejoramiento del clima laboral. Por eso pusimos a disposición de las personas de Clínica Su Vida un departamento de talento humano que atiende sus necesidades. Esa es la razón por la que nuestra armonía de trabajo es idónea.

¿Cuál ha sido la clave del éxito?

Yo lo resumo en dos sencillas pero poderosas condiciones: La primera es tener una proyección mental de hacia dónde queremos llegar con nuestra labor. De esta forma tendremos una visión positiva del futuro. La segunda es la persistencia. Tenemos que trabajar todos los días, sin detenernos, sin frustrarnos y creyendo en nosotros mismos.

clinicasuvida-web

Comments

comments