Julieth Restrepo, en la escena del cambio

Julieth Restrepo, en la escena del cambio

julieth restrepo-entrevista-web

Foto por Luis Gaviria

Actriz nacida en Medellín que inició su carrera a la edad de 13 años. Reconocida por sus interpretaciones en televisión en productos como La Promesa, Comando Élite y A Mano Limpia y en cine en películas como Al Final del Espectro y La Estrella del Sur, esta artista es considerada uno de los talentos jóvenes más prometedores del país. Julieth ha enfocado su trabajo en proyectos que tienen que ver mucho sobre temas sociales, los cuales, según ella, espera que aporten al despertar de conciencia. Actualmente, reparte su profesión en producciones televisivas y el teatro, cuna de su formación. Su próximo reto: avanzar mucho más en la actuación en series web.

¿Qué es lo más emocionante de ser actor?

Es el poder explorar un sinnúmero de facetas y vivir muchas  vidas. Actuar es algo maravilloso porque uno puede pertenecer a historias y mundos que en la vida real nunca experimentaríamos. Actuar es sencillamente liberador pues cuando se hace un personaje se puede sacar muchas cosas, muchos sentimientos a flote; se logra la catarsis. Además, en esta profesión puedes aportar mucho a la reivindicación de bastantes personas con la sociedad al interpretar sus vivencias o experiencias de manera digna.

¿Por qué son importantes los actores en la sociedad?

Porque somos un punto de referencia para ella. No por el tema de cómo nos ven a nosotros como artistas, sino cómo ven a nuestros personajes. Por ejemplo, en el caso de Comando Élite, pudimos hacer justicia a las historias de aquel grupo de héroes que tenemos en nuestras fuerzas armadas a los que lamentablemente mucha gente no los tiene en buena referencia. Cuando los actores ejercemos nuestra profesión ayudamos a que el público se identifique con las personas y los hechos, produciendo de esta forma debate y reflexión.

¿Series como La Promesa sí aportan en algo al cambio social?

Por supuesto. Cuando el público ve la serie, se identifica con los personajes y sufre y goza con lo que les pasa a lo largo de la historia. Esto hace que el mensaje quede grabado en sus mentes y se produzca el cambio de conciencia. Muchas mujeres que vieron La Promesa me contaron al final de la serie que gracias a este tipo de propuestas se pudo poner en evidencia una problemática que poco se discutía en la conversación nacional. Además logramos poner en alerta a víctimas potenciales que compararon su vida con las de los personajes.

¿Cómo fue la preparación de su personaje de La Promesa?

Primero investigué mucho en Internet donde encontré un montón de cosas que me abrieron el panorama sobre el tema. Luego, pude entrevistar a una mujer que fue víctima de la trata de personas, quien me contó con lujo de detalles los horrores de este delito. Ella ha sido vocera de las víctimas y logró a través del arte, hacer un llamado a la conciencia. Nosotros lo artistas tenemos la obligación de abrir puertas frente a temas como este, así sean considerados tabú. Las víctimas de este delito, según lo que pude entender a través de mi investigación, son personas vulnerables, que pocas veces denuncian. Muy pocos entienden que la trata de personas es el tercer negocio ilegal más grande del mundo.

julieth restrepo

¿Está de acuerdo con que se hagan bio-telenovelas o series basadas en la vida de un personaje famoso?

A mí me parece bonito rendirle homenaje a los personajes que han marcado la historia del país en cualquier ámbito, pero hay que tener cuidado con que realmente ellos representen un buen ejemplo. Públicamente divulgué que lo que hicieron con La Ronca de Oro fue una verdadera obra de arte ya que resaltaron la labor de un personaje tan querido por los colombianos y porque permitió que actores como Majida Issa brillaran enormemente. Con estas propuestas hacemos que no nos olvidemos de quiénes somos y de nuestra historia como país.

¿Qué opina de que en la franja prime de la televisión ya se estén metiendo productos extranjeros?

No estoy tan de acuerdo porque me parece que nosotros tenemos muchas cosas valiosas en cuanto a producción y talento. Sin embargo, es un llamado de alerta a que tenemos que ser más competitivos y procurar tener mayor calidad.

¿Qué le gustaría ver en la televisión nacional?

Me gustaría seguir viendo historias que generen conciencia; historias bien hechas, que tengan un contenido social importante: que se alejen de lo vacío de la farándula.

¿Desde su trabajo como actriz cómo ve el cine colombiano?

Vamos por muy buen camino. Siento que tenemos que seguir explorando mucho más; ir más allá. Hemos abierto muchas puertas y es importante arriesgarnos por nuevos géneros. Yo soy fiel creyente del cine nacional, y aunque existen películas que no me han gustado mucho, estamos en el momento ideal para crear una gran industria.

¿Para poder entrar a la televisión hay que ser bonito?

No. Yo creo que para estar en este medio se necesitan varias cosas: un poco de suerte, un poco de talento,  y sobretodo muchísima pasión. El trabajo arduo y la persistencia superan de lejos al empaque.

¿Cuál es el personaje que ha soñado interpretar  y aún no lo ha hecho?

En estos ocho años de mi trabajo he tenido la fortuna de trabajar personajes muy increíbles que me han hecho mejorar como actriz y como ser humano. No tengo en este momento un personaje específico, pero sí tengo claro que deseo que los próximos que vengan, signifiquen para mí todo un reto. Anhelo tener personajes que me pongan a estudiar, a investigar; que me saquen de mi zona de comodidad.

bonus-track

Comments

comments