¿A quien le creemos?

¿A quien le creemos?

La población aun no sabe a quien creerle, no sabe en quien confiar.

La semana pasada el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) emitió un nuevo informe sobre desempleo, el cual generó revuelo en todo el país teniendo en cuenta las “excelentes” cifras que se esperan sobre el crecimiento de la economía, y que informaba sobre el crecimiento del desempleo en el  2006, que a pesar de ser dividido en tres (Subempleo objetivo, Subempleo Subjetivo y Desempleo), se situó en el 12.05%. Hasta este punto, se puede decir que es tan solo un informe, negativo eso si, pero un informe.

Lo que me causa cierta desazón es que representantes del gobierno aluden que la cifra es un error por que esta mal medida por el ente encargado de tal oficio. Esto mas que llamar la atención preocupa y deja en el ambiente una incógnita, ¿a quien le creemos? Al gobierno que continua con el afán urgente de seguir manteniendo buenas cifras a costa de lo que sea, incluso con innovaciones en la medición o al DANE, que aún habiendo acatado todas las directrices del gobierno, presenta en el área del mercado laboral un crecimiento del desempleo. Hace algunos meses se confrontaron resultados entre entidades gubernamentales y algunos estudios universitarios materia de pobreza y las dos medidas distaban mucho la una de la otra, a lo cual el gobierno defendió y respaldo sus medidas, pero hoy existe confusión entre las mimas entidades y el mismo gobierno, lo cual deja mucho que pensar ahora que el gobierno se ve entre la espada y la pared por una cifra “oficial”.

Lo cierto en todo esto es que las cosas siguen el mismo curso de siempre; la población aun no sabe a quien creerle, no sabe en quien confiar y todos estos desordenes complican aun mas la confianza de algunos y puede reforzar la de otros, pero lo que si es seguro es que nos deja la tarea de reflexionar y poder reforzar el criterio de cada uno, para que después no digamos que tragamos entero, por ahora ¿a quien le creo?

Comments

comments