¿Utopía = Basurero?

¿Utopía = Basurero?

Ahora, Santiago de Cali es el hazme reír de cuanto patriota pasa por estos lares.

Recuerdo con nostalgia cuando en Santiago de Cali nos jactábamos de ser la ciudad cívica de Colombia. También alardeábamos de tener la gente más educada y pulcra del país. Nos enorgullecíamos del nivel de limpieza visual, higiénico y cultural que se ostentaba en nuestras calles, pero desde hace algún tiempo muchos nos preguntamos: ¿Qué demonios pasó aquí?

Caminando por las calles de la ciudad es muy fácil encontrar cualquier cantidad de basura, un sin número de escombros y hasta animales muertos y en estado de descomposición, sin mencionar eso sí, uno que otro cristiano desparramado por ahí. Todo esto hace pensar  que el basurero municipal hubiera quedado ubicado a lo largo y ancho de nuestra ciudad. Lo más triste y asombroso es que no existe ningún tipo de reclamo por parte de los ciudadanos, pareciese que nos hubiéramos acostumbrado a vivir entre roña, mierda, escombros y muertos. No existe ya la conciencia ciudadana. ¿Qué pasó con aquel personaje que te decía que las calles de Santiago de Cali no son un basurero? ¿Acaso Emsirva dejó de existir? ¿O es que la capacidad del basurero municipal de Navarro otra vez se quedó corta para la forma en que nosotros producimos mierda y desechos?, ¿Hasta cuándo la Alcaldía de Cali, la Gobernación y la CVC seguirán hablando de lo mismo; de buscar un nuevo sitio de disposición de basuras y aún todo está en veremos?

Las calles, parques, ríos, esquinas, sistemas de desagüe (caños) y lotes de nuestra ciudad se han convertido en rellenos sanitarios improvisados; las obras se acaban y la basura se queda ahí, los trabajos del MÍO se terminan y los escombros y materiales sobrantes permanecen ahí. Nos mudamos y lo que no nos sirve termina en la calle o en algún parque vecino. Se nos muere la mascota y le damos “cristiana sepultura” en el parque y a las menos favorecidas se les tira caño.

La utopía que se vivía aquí quedo sólo en eso, un imposible, un espejismo, le hemos sabido dar la espalda a uno de los problemas más graves de nuestra ciudad, lo peor es que no nos interesa y para colmo de males ahora Santiago de Cali, nuestra “ciudad bonita” es el hazme reír de cuanto patriota pasa por estos lares.

Comments

comments