Chiva rumbera

Chiva rumbera

Llega el fin de semana y querés ir a disfrutar un poco del panorama de la ciudad, quedar bien con tu novia, o querés culturizarte viendo los sitios representativos de Cali, o quizás a relajarte con tus amigos e ir a escuchar un poco de buena música, pues entonces la “chiva rumbera”, no es el plan para vos.

Cual relajación, cual seriedad, cuales sitios turísticos, cual buena música. Aquí lo que se vino a hacer es a tumbar la casa, a tomar “un poco”, a armar un alboroto. Cual respetar a la novia, aquí se viene es a perrear, a intentar bailar y a levantarse a la hembrita de en frente, para finalmente concretar el nuevo levante en uno de los puntos de remate que se ofrecen.

Mucha algarabía, un poco de diversión, animadores que se creen comediantes, el alcohol, demasiado reggaeton , los huecos de la ciudad que proveen de caídas ocasionales, y los amigos hacen de este plan uno de los más apetecidos por los caleños. Claro, sin olvidarse de las hembritas. ¡Epá culo!.

Deja un comentario

*