El Petronio Álvarez ¡Más que una fiesta!

El Petronio Álvarez ¡Más que una fiesta!

El Petronio Álvarez ha crecido. En el 2015 llegó a sus 19 años, de mostrar  y contar sobre  una cultura que permaneció mucho tiempo en el olvido.XIX Petronio Álvarez‘El Petronio’, primero entró a Cali a incitar con música a la  gente de la ciudad, luego a muchos colombianos, y hoy se puede decir, sin temor a exageraciones, que esa mayoría de edad le dio pasaporte “para irse a caminar el mundo con la música y las  costumbres del litoral.

Como lo ha afirmado la Secretaria de Cultura y Turismo, María Helena Quiñónez Salcedo, el Festival de Música del Pacifico, no es solamente una fiesta que dura varios días, con  una dinámica propia en la que los más diversos instrumentos de procedencia africana difunden sus notas al mundo desde la ciudad de Cali.  Más allá de ese pensamiento que parece predominar en el colectivo social, hay logros sociales que el evento ha consolidado durante los años de su realización y que poco a poco son percibidos por quienes hacen parte del Festival como espectadores, organizadores o participantes.
XIX Petronio Álvarez

 

Cultura visibilizada

Uno de esas ganancias del Festival es el de haber logrado la visibilizarían de la cultura del Pacífico con sus expresiones cotidianas, saberes, y practicas más allá de lo musical que ponen el  sello propio de una región de las más importantes del continente suramericano.

Fue gracias a este certamen, cuya primera edición fue en el año 1977, que la cultura afrodescendiente empezó a hacerse visible. Primero ante el Departamento, luego ha sido  reconocida en el resto del país. Hoy esa frontera patria ha quedado pequeña y la cultura del Pacifico alzó vuelo para irse a viajar por el mundo, a hacer escuchar su música, a ofrecer  su rica y variada gastronomía, y a que se conozca su gente y sus costumbres que también ha sido parte del progreso de la región.
Salieron de las selvas las gentes, las costumbres y la magia de su música para, desde la capital del Valle del Cauca, contar  al mundo de su existencia, decirle a quienes miraban el mar como una inmensa piscina para pasar las  vacaciones y cambiar el color de piel a punta de sol, que esos hombres y mujeres ocultos en los bosques, eran parte de este país. Que ellos tenían también músicas propias para compartir, medicinas ancestrales que ofrecer, practicas nuevas y modos distintos de vivir y mirar la vida. Y llegaron armando eso que ellos llaman “corrinche”, para instalarse definitivamente entre los “blancos” que poco les habían volteado a mirar.

Así mismo, se puso en evidencia que Cali no es solamente una ciudad de blancos, por el contrario,  es una ciudad multicultural y plurietnica, términos que no quiere decir otra cosa que en la ‘Sucursal del Cielo’ hay una confluencia armónica de habitantes de las más diversas regiones del país y que cada una de esas comunidades intercambia saberes y conocimientos que hacen especial la región.

Aseguran las estadística, que Cali es la capital de los afro en Colombia, y que es la segunda en Suramérica, luego de Salvador de Bahía en el Brasil, en la que viven más Afrodescendientes por metro cuadrado.
XIX Petronio Álvarez

 

El folclor del pacífico enamora

Otro de los logros alcanzados  gracias al Festival de Música del Pacífico, es que el folclor de esa región  se haya metido en el entorno cerrado de un público que tenía como referente musical otros ritmos, otras músicas,  pero que por desconocimiento ignoraba la riqueza y variedad sonora de los Afrodescendientes, habitantes de la región más selvática y lejana del país. Entonces el folclor evidenció la marimba, las chirimías y los violines caucanos, de los que apenas había referencias entre los estudiosos. Hombres y mujeres anónimos, gente del campo o pescadores sin ninguna formación académica, le dijeron al mundo que en sus manos y en sus voces las selvas y el Pacifico  tenían una palabra musical que encantaba.

El Festival abrió ese espacio para sus músicas que dejaron de ser presentadas  como una rareza con personas que entonaban exóticos cantos y tocaban extraños instrumento; para convertirse en un referentes para un público amplio que empezó a hacer suyas esas melodías, a tal punto que algunas disqueras se vieron motivadas a empezar a comercializar nuevos productos musicales que generaron grandes ganancias y surgieron agrupaciones que registraron sus voces y sonidos en los modernos medios que permiten llevar a casa a los cantantes con los temas preferidos.XIX Petronio Álvarez 

Otro logro:   Una sede.

El Festival de Música del Pacífico ‘Petronio Álvarez’, se realizó durante un tiempo en Teatro al Aire Libre ‘Los Cristales’; pero debido a problemas del impacto sonoro en el sector, se determinó trasladarlo al Estadio Olímpico Pascual Guerrero; pero de allí se hizo necesario ubicar otro espacio; ya que este escenario deportivo requiere cuidados especiales, debido a las altas inversiones allí realizadas. En la actual administración el festival se trasladó a las Canchas Panamericanas, un lugar que se convirtió en una Ciudadela Cultural, por facilitar la organización y permitir albergar en un mismo lugar el Quilombo; como propuesta novedosa para dar a conocer las artesanías, las diferentes propuestas gastronómicas, y donde la muestra musical tiene un lugar especial para el disfrute del público.
XIX Petronio Álvarez

 

Los participantes

Así mismo la participación del público se ha ido incrementando gradualmente, hasta el punto que se ha hecho necesario extender casi una semana el evento, para permitir que la Cultura Pacifica se expresa en todo su esplendor y variedad. Para la semana del Petronio llegan a Cali cientos de visitantes de los distintos puntos del Litoral, de otras regiones del país y de otras naciones, con una alta presencia de turistas europeos.

Salvaguarda de la historia del Petronio

No se puede dejar de lado el proyecto que pretende proteger la historia de este importante evento,  reconocido como el de más proyección en Latinoamérica y es el Archivo Documental Digital ‘Germán Patiño Ossa’, del Festival Petronio Álvarez.

En este archivo se compilan los documentos disponibles hasta la fecha, que tienen que ver con el Petronio Álvarez, desde su creación.

Se convertirán en un tesoro documental: fotografías, videos, fichas de los grupos participantes, planos de tarima, actas, documentos administrativos, relatorías y afiches entre otros. Incluirá también catalogaciones bibliográficas especializadas, portal de consulta digital y protocolos para sistematización en futuras ediciones del Festival.

Todo este trabajo tiene como objetivo fundamental conservar la memoria sobre el proceso de gestación, maduración y consolidación del Petronio. Compilar documentos que serán referentes a futuro para la gestión del proceso.

Se busca también que este importante archivo este a disposición del público, regional, nacional e internacional, con documentos de alto valor que cuenten lo que ha sido el festival en todos sus aspectos. También promoverá la investigación, reflexión y circulación de materiales académicos del Festival  como proceso sociocultural de alto impacto. Generar insumos basados en las tecnologías de la información y la comunicación para que puedan contribuir a procesos de educación y apropiación del patrimonio cultural en todos los centros de educación de la ciudad y de la región, y además, fomentar una mayor difusión de los diferentes aspectos del Festival aprovechando esa tecnología de información.

Toda esa gran información estará a disposición de músicos, profesores universitarios, docentes de colegios, investigadores, académicos, público en general,  y estudiosos de estas propuestas culturales.

Como lo reiteró la Secretaria de Cultura, Festival de Música del Pacífico, Petronio Álvarez, es más que una fiesta: es el mayor espacio de convivencia, la más grande expresión de multiculturalidad y respeto por la diversidad, es el mayor logro para la práctica de la convivencia armónica y la más grande experiencia de visibilizarían y posicionamiento de la cultura afrodescendiente.XIX Petronio Álvarez

 

Un Petronio para el Mundo.

La actual administración ha llevado el Festival de Música del Pacífico se ha llevado a diferentes escenarios de Colombia y el Mundo.  Llevando lo mejor de los aires folclóricos del Litoral hemos llegado a Washintong, Madrid, México y Lima.

Para el lanzamiento de la XIX versión, el festival se presentó en el Teatro Colsubsidio de Bogotá, para lo cual se extendieron invitaciones a las delegaciones diplomáticas de varios países, acreditadas ante el gobierno colombiano;  quienes disfrutaron de un hermoso y vistoso espectáculo de nuestra cultura.

El propósito de esta apuesta, es facilitar a nuestros artistas una mayor circulación, a fin de lograr que puedan devengar ingresos dignos, que contribuyan a su consolidación como artistas.

Inversión

El crecimiento del Festival, en lo referente a la selección de los artistas en zonales y el aumento de visitantes a su ciudadela cultura; ha obligado sucesivamente a  las administraciones municipales, a incrementar los presupuestos destinados para su realización.

Para el presupuesto del 2015, en el Petronio se invertirá una cifra que supera los $ 4.000 millones de pesos, de los cuales la administración local aporta cerca del  85 %, quedando un porcentaje que se obtiene mediante gestión ante organismos nacionales, internacionales y empresas de la comarca.

Este año se cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, de Usaid, del Programa para Afrodescendientes e Indígenas de Acdi Voca, de Sayco, Acimpro y la empresa vallecaucana ‘Arroz Blanquita’,  que aportan los recursos que posibilitan que el festival sea proyectado para Colombia y el exterior.

XIX Petronio Álvarez

 

Texto:
Manuel Tiberio Bermúdez

Fotos:
Aymer Andrés Álvarez

Comments

comments