¿Estamos preparados?

¿Estamos preparados?

Los desastres y catástrofes sobrenaturales son las represalias que toma la naturaleza frente a la explotación que hacemos de ella misma para dizque la subsistencia de la humanidad.

Estamos en la era en que todos queremos vivir mejor, por eso es necesario hacer uso de los diferentes materias primas que tenemos en la tierra. ¿Dónde están estás materias primas? Esas las materias primas las podemos encontrar en los países de América Latina, Asia y África principalmente.

¿Quiénes las explotan? La explotación de las materias primas no corre por cuenta de los países que viven en esos continentes, ya que es necesario tener un sinnúmero de máquinas para poder hacer el aprovisionamiento de ellas ¿Quiénes las explotan? De acuerdo con la respuesta anterior ya es más fácil responder esta pregunta: son los que tienen las máquinas necesarias para la explotación, es decir los países desarrollados.

Volviendo al primer párrafo, la naturaleza tiene sus respuestas frente a la explotación de lo que le pertenece; respuestas haciendo huelga o mejor reclamando lo que es suyo; lo que necesita para que tenga un buen funcionamiento; que se ve reflejado en el aire puro, tierra donde podamos sembrar cultivos (lícitos), donde haya agua en buenas épocas en fin.

¿Contra quién son sus represalias? Con la información anterior, es completamente deducible que las venganzas de la Madre Tierra se volcarán especialmente a las zonas más inermes, en donde está la explotación, en donde siente que le roban las materias primas, en donde vivimos nosotros; los que no tenemos capacidad económica, los que obtenemos un poco de lo que nos pertenece; porque los que se llevan todo son los países realmente industrializados.

Nosotros (el objetivo de las respuestas de la Madre Tierra) estamos más expuestos a desastres naturales, más que países como Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos. Nosotros que no contribuimos tanto al calentamiento de la atmósfera como lo hacen las súper metrópolis gringas, nosotros que no explotamos tan desmesuradamente como los hacen algunas naciones europeas.

Bueno, el daño ya está hecho. ¿Qué hacer ahora? En vista de lo que nos está pasando, o mejor de lo que nos va a pasar en caso de una gran respuesta en forma de desastre, es necesario sentar cabeza, y pensar en verdaderas políticas para contrarrestar o mejor para saber qué hacer en caso de una emergencia. ¿Nos sentimos preparados frente a un huracán, un terremoto o algún otro siniestro?

En vista de que somos vulnerables, es necesario preparar a las comunidades para resistir desastres, puesto que son inevitables, debemos saber afrontarlas para disminuir las consecuencias tan nefastas. Un ejemplo a seguir sería el que nos da naciones como Japón, que con unas excelentes campañas para reacción y prevención saben cómo vivir con el riesgo al que están condenados por vivir en una zona muy susceptible de temblores.

Ese cuentito “entre más pobres más de malas” no lo termino de digerir, ya que naciones como Cuba (que está ubicada en el Caribe) han sabido sostenerse después de tantas manifestaciones naturales. Sobresalir después de huracanes como Michelle y Mitch es un ejemplo de planeación, y sabemos que Cuba es un país pobre como todos los que están ubicados en el Caribe y América Latina, así que mi incertidumbre es ¿estamos preparados para un eventual desastre?

Comments

comments