La necesidad tiene cara de emprendimiento

La necesidad tiene cara de emprendimiento

Por esta razón, es frecuente responderles a estos artistas del palito, de limones o machetes con una frase de cajón: “no hay plata”.

Al recorrer en carro la ciudad de norte a sur, podríamos parar en un semáforo en rojo mínimo unas cinco ocasiones. Si en cada detención pagamos 200 pesos por cualquiera de los shows callejeros serían 1.000 de ida, y 2.000, en total, si regresamos apostándole a la misma probabilidad. Con esta suerte, en un mes pagaríamos 60.000 pesos y en un año serían 720.000, cifras que le duelen a cualquier bolsillo.

Por esta razón, es frecuente responderles a estos artistas del palito, de limones o machetes con una frase de cajón: “no hay plata”. Claro, el resto de la semana usted se detendrá en el mismo semáforo a ver la misma patética situación. ¿Qué le responderá a la niña que se subió en los hombros de dos niños más?

¿Qué puede pensar cada uno de estos verdaderos mendigos o falsos vagabundos al creer que todo conductor tiene el dinero y la obligación de ser bondadosos? La caridad es rentable, pero ante tanta competencia del sector pordiosero hay que diversificar, como una jugada estratégica en el mundo de los negocios.

Un ejemplo sobre esta dinámica financiera ocurre con los lavadores de parabrisas. Antes, se tomaban la molestia de preguntar, pero ahora simplemente escupen de su tarro de agua un chorro jabonoso, con el que sellan el contrato de trabajo por anticipado. Y ante tan desbordante servicio al cliente, no queda más que pagar por algo que no se necesita, que no se quiere: que le dejen engrasado el vidrio y chorreado el resto del vehículo. ¿Y quién se niega a pagar a una manada de tan fortachones empleados?

Sin embargo, hay una nueva estrategia comercial: lavar el vidrio de la ventanilla del puesto del bus en el que uno va. Increíble la competitividad de este negocio. Bien por ellos, que buscan una moneda más. Mal por el Gobierno, que no es capaz de hacer algo más que considerar el emprendimiento de esta gente como una iniciativa de progreso del país. Ahora entiendo por qué mágicamente el indicador de desempleo del país disminuye cada mes.

Comments

comments

Leave a Reply

*