#COLUMNA: ¡La próxima puedes ser tú!

 

Vamos en retroceso…

Seguimos en la Edad de Piedra o inclusive peor, porque ahora tenemos plena consciencia de lo que sucede a nuestro alrededor y aun así decidimos quedarnos de brazos cruzados.

La sociedad va en declive.

Y es que señores y señoras, somos el tercer país más desigual del mundo—según la ONU—, el único país que no logra erradicar a las guerrillas y que incluso se muestra indiferente ante un proceso de paz —plebiscito 2016—, el país sigue teniendo un sistema político tradicional que impera por más de 30 años, aquel donde aumenta la producción de cocaína en menos de un año—investigaciones recientes la ONDCP—

Un país donde en los últimos días, nos han asesinado a más líderes sociales (el pan de cada día). Además, de no ser poco, somos el país donde un senador irrespeta a una mujer públicamente y el ex presidente Álvaro Uribe lo justifica, y así, seguimos recayendo en el machismo.

Pero así somos, colombianos que nos indignamos por el vídeo donde se le enseña a una japonesa para auto decirse perra, pero no nos indignamos por la infinidad de casos de feminicidio que se siguen dando en el país, y mientras cantamos los goles y nos damos golpes de pecho por nuestra selección, por otro lado siguen matando a nuestras mujeres.

Un país machista donde se sigue creyendo que la mujer es propiedad del hombre, y por eso, se justifica no solo el irrespeto, sino el asesinato hacia ellas.  ¿Por qué? Porque “seguimos dando papaya”.  Por eso no es nuevo que cada semana, se encuentren diferentes casos en las noticias de mujeres asesinadas por sus maridos ‘celosos’. Casos, que se nos han vuelto normales. Sí, normal escuchar diferentes atrocidades a las que se enfrentan las mujeres en este país.

Ahora incluso, las mismas mujeres se convierten en abogadas del crimen justificando a esos lobos (disfrazados de ovejas), que buscan su víctima a toda costa. Así es, como la nueva moda, es el abuso sexual y la violencia de género en Colombia (además de otras cuantas más).

Aunque en Colombia se creó la ley de ‘protección y endurecimiento de penas para los asesinos y maltratadores de mujeres’—ley 1257 del 2008—, aún persisten casos como el de Yuliana Samboní. En el mes de Mayo se registraron 88 casos de violencia contra la mujer, según la Red Feminista Antimilitarista, y en noticias recientemente, se registró la muerte de una joven universitaria que fue asesinada por su ex novio en Ibagué, porque según la fiscalía, se trataba de un ataque de ‘celos’ e ‘ira’. Luego lo acusaron de feminicidio agravado.

¿Qué nos dice todo esto? Que todavía existe en el país, una cultura que justifica a los actores de hechos atroces en contra de la mujer, en contra de líderes sociales, en contra de opositores del pensamiento tradicional.

¿Cuál es la actitud del colombiano hoy? Una actitud mundialista

Tal parece ser que sí somos el tercer país más feliz del mundo —según encuestas como Gallup, WIN y el Centro de Consultoría, en Colombia— Al parecer tenemos capacidad de “resiliencia” a pesar de lo que pasa día a día en nuestro país. Sin embargo, no vaya a ser que esa capacidad de resiliencia o de felicidad en un país de violencia como lo es Colombia, un día lo convierta a usted en la próxima víctima.

Así es, ¡La próxima puedes ser tú!

 

Comments

comments

Leave a Reply