Le deberían cambiar el nombre al “MIO”

Le deberían cambiar el nombre al “MIO”

Esto es una fiel radiografía de lo que le podría pasar al MIO si no se le hace la capitulación

Le voy a explicar por qué… Parta de lo que es una separación de
bienes cuando usted no ha firmado antes de casarse una capitulación de la propiedad… y ésta pasa a ser de la sociedad conyugal. En este punto ¡ya no hay nada que la salve! Ni a esa, ni a nada de lo que obtenga mientras dure la unión.

Esto es una fiel radiografía de lo que le podría pasar al MIO si no se le hace la capitulación y pasa a ser de la sociedad caleña, que sostiene una vida conflictiva y acaba con su imagen lentamente, como le pasa a los matrimonios que deben divorciarse. Y aquí empieza la repartición. Si el caleño, como su mujer al separarse, dice que “el ‘MIO’ es MIO” lo van a acabar como a Cali porque no cuidan lo que tienen.

Que se llame ‘MIO’ tiene varias implicaciones, porque lo hace de la sociedad y aquí no están listos para cuidar tremenda propiedad. Deberíamos curarnos en salud y PACTAR UNA CAPITULACIÓN MORAL y llamar a este transporte: “El que hay que cuidar para que en unos años siga siendo el MIO” ya que si no lo hacemos no va a ser de nadie ¡¡¡porque no va a existir nada!!!

Si nos concientizamos de esto tal vez la sociedad caleña del futuro, que somos nosotros los jóvenes, tengamos algo del MIO. La otra solución es que Cali nos firme una capitulación que diga que el MIO es para las generaciones que vienen y no entre en la separación de bienes de esta ciudad que están acabando poco a poco.

Mentalicemos el cambio del nombre del “MIO” para que no se apropien de él los que no lo saben cuidar, ¡¡¡que son quienes tienen así la ciudad en la que vivimos!!! Hay que marcar la diferencia y regenerar la cultura y el civismo que ha olvidado nuestro pueblo, tenemos todo en las manos para cambiarlo, ¡¡¡hagámoslo!!!

El MIO ya no es MIO, se llama ¡¡¡DE LOS QUE VIENEN!!!

Comments

comments