Los Infiltrados

Los Infiltrados

La semana pasada llegó a cartelera la última película de Oliver Stone, en donde se desconocía la calidad del director en la cinta y lo triste que es verlo haciendo este tipo de filmes. Esta semana se estrenó la última película de Martín Scorsese, “Los Infiltrados” y, sin pretender comparar el trabajo de ambos directores, es inevitable comentar la desafortunada casualidad o coincidencia, en la que ambos cayeron en sus más recientes producciones: la decepción.

¿Qué se puede esperar de una película que tiene como Director (con mayúscula, porque él es uno de los mejores) a Martín Scorsese; como actores a Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Martin Sheen y Alec Baldwin, entre otros; y como si fuera poco, con la producción de Brad Pitt?… Pues, en teoría, una excelente película. Sin embargo, aquí sucedió como pasó en algún momento con el Real Madrid, mucha la banda para tan malos resultados.

“Los Infiltrados” es el clásico thriller policiaco. Cuenta, en dos horas y media –absurda duración para tan poco–, la historia de un capo (Nicholson), el “pez gordo”, que mantiene fuertes vínculos con la policía (Damon) para permitirse hacer todas las fechorías sin que lo puedan atrapar. De igual manera, está el policía infiltrado (DiCaprio) en la organización del capo, quien debe hacer posible su captura. Mejor dicho, una película muy, pero muy común, con el único aditivo que hay varios de los grandes actuando en ella, nada más.


Director:
Martín Scorsese
Estados Unidos
2006.

Comments

comments