Más reportajes, menos novelas extranjeras

Más reportajes, menos novelas extranjeras

Los canales de televisión privados colombianos, tienen en su programación aproximadamente cinco novelas extranjeras por día (en su mayoría mexicanas, y que ahora han disminuido gracias a las transmisiones del mundial), y el número de reportajes o documentales que transmiten no superan la unidad.

Los espacios que se otorgan en la programación para los reportajes son escasos, y nuestra televisión está invadida por las aventuras de los adolescentes de un colegio, y los desamores de mujeres que seguirán siendo engañadas por los siglos de los siglos. Y sin embargo, los canales siguen invirtiendo en lo mismo. Claro está que no todos sufren el mismo fenómeno, estoy hablando de los privados, de aquellos que tienen más capital y por lo tanto más rating. Con lo que los canales privados gastan importando novelas extranjeras, se podrían patrocinar más investigaciones y así producir reportajes para compensar la sufrida y poco nutrida televisión colombiana.

Muestra de esto es el reportaje que se transmitió hace poco por el canal RCN sobre Luís Alfredo Garavito. Una investigación que logró convertirse en un producto ameno, que captó la atención de los mismos que sintonizan las novelas y seriados internacionales. Entonces surge una pregunta ¿Cuántas historias de esta clase hay en Colombia?, ¿Cuántos reportajes podrían salir de un país lleno de tradiciones? No digo que a cada criminal le vamos a detallar su vida y la vamos a transmitir por uno de los canales más importantes del país, sino que tenemos mucha tela de donde cortar, estamos invadidos de historias dignas de ser contadas, y la televisión (específicamente la privada) debería brindar este espacio. Entonces, ¿qué es lo qué están esperando estos canales?

Obviamente nos falta camino para lograr reportajes de alta calidad, pero debemos empezar por lo menos por darle a conocer al público algo más que realities y seriados extranjeros.

Comments

comments