Momentos definitivos

Momentos definitivos

Últimamente encontramos invadida nuestra ciudad con imágenes de gente que dice que va a hacer lo que otros no han podido o han hecho mal. Y ese es el argumento número uno de los cientos de candidatos que aspiran llegar al poder, podríamos decir que a toda costa.

Es increíble que casi todo en este país dependa de esa gente. Resulta preocupante la poca seriedad con la que asumimos las próximas elecciones electorales; y más, el grado de desconocimiento que tenemos de las personas que “ponen la cara” en vallas y todo tipo de material publicitario que por éstos días se mueve por la calles de Cali, contaminándola visualmente. Se siente el desespero, la angustia, el miedo a perder.

La única forma que hay tanto metodológica como matemática, para que en esta nueva oportunidad se genere un verdadero cambio es aprovechar este momento definitivo. Y no está en manos de una persona, está en manos de todos los que votan. Para ello se necesita que todas las personas que tengan cédula la usen no solo para ir de rumba, si no para votar. Y además, es necesario que las personas que acudan a las urnas se tomen siquiera cinco minutos para pensar lo que van a hacer.

Así que no hay de otra. Toca votar a conciencia, o si no, hasta una próxima ocasión, como le pasó a la selección Colombia. Hasta dentro de cuatro años.

Comments

comments