Múltiples perspectivas de ser actor

Múltiples perspectivas de ser actor

Pensar en cómo es la formación de un actor, discutir si un actor nace o se hace, o si todos los que deciden ser actores van por el mismo sueño de aparecer en la pequeña caja mágica llamada televisor y ser protagonista de una importante producción.

Pero muchas veces, cuando se toma la tarea de ahondar más en lo que implica ser actor, su formación y proyectos, se descubre un sinfín de perspectivas  que amplían y magnifican el oficio, profesión y pasión  del actor.

Kelly Sánchez es una joven  y talentosa actriz caleña,  protagonista de una de las obras  que por estos días se encuentra en la escena teatral de la ciudad: El Amante.
Ella compartió  con la revista El Clavo toda su emoción por el estreno de la obra en la ciudad,  y diversos temas que nos permiten adentrar más en todas las connotaciones que un actor puede tener.

¿Quién es Kelly Sánchez y cómo fue tu proceso de formación actoral?Bueno Kelly Sánchez, es una actriz caleña, que se ha construido paso a paso. Que decidió ser actriz por amor al arte, por admiración profunda al teatro.  En cuanto a mi  formación actoral digamos que fue larga y bastante agitada. Para empezar el plan mío  y de mi familia, era que yo me formara como médico. Por ello durante dos años estudié atención pre-hospitalaria y paramédico, y aunque lo hacía con mucha pasión y dedicación, no era lo que me llenaba a plenitud. La Actuación la descubro de una manera bastante particular, pues de todos los aspectos de la vida, el amor ha sido un campo no muy grato para mí, y desde ese sentir tantas emociones, me di cuenta que podía canalizar todas esas cosas con la actuación.  Tomé talleres en Cali Teatro y después ingresé a Univalle, y  aunque me fue muy bien en las pruebas, comencé a tener ciertos desaciertos con la metodología académica. Conjunto con mis estudios conformé una empresa de recreación. Tiempo después retomo mi estudio y mi ingreso a Bellas Artes.

Por lo general el sueño actoral se remite a ser actor de novelas o cine, todo enfocado en un ámbito comercial.  ¿Por qué a diferencia de ello, elegir el teatro como forma de vida y empresa?La actuación es un campo amplio y basto, con tantas cosas para explorar que no está bien encasillarse. Soy una persona muy abierta y me encanta explorar muchas cosas, aprender, conocer, transformar.  Un día sufrí un accidente en escena haciendo acrobacias y me lastimé el cuello, por ello debía suspender por un tiempo el proceso de taller. Entonces bueno el plan de todo actor en su año “sabático”  es ir a Bogotá a probar suerte. Llegué sin conocer muchas personas, por fortuna conseguí rápido un representante y comencé a ir a castings y más castings. Un día en una de las pruebas para una producción, me tocó besar y todo el “ toque toque” con personas que no conocía . Entonces pensé si era esta la forma de mostrar a mi familia lo que soy, si de este tipo de cosas deberían sentirse orgullosos.  Por eso me enamoré del teatro, porque tiene muchas más alternativas, es más, hasta el día de hoy jamás me ha tocado darle un beso a otra persona, pues todo es más metafórico.

¿Cómo logras mediante el teatro y tu formación, tener la visión de crear una empresa?Antes de graduarme ya tenía a Mach Entretenimiento, que básicamente es recreación  para fiestas infantiles, eventos de colegio y empresas donde parte de su público son niños. Ya después nace Tras la Escena, que es una empresa teatral que vende show  para empresas, es mucho más corporativo, y  también nos encargamos de la producción, montaje y realización de obras de teatro.

De la propuesta teatral que desarrollas no sólo en El Amante, sino en todas las obras en donde te desenvuelves  ¿Cuál es el elemento que te caracteriza y hace diferente tus proyectos teatrales?Estoy segura que es nuestra forma de hacer teatro. No es el típico teatro de drama, cargado de un lenguaje denso y difícil de comprender. Lo que siempre he querido es que cuando la gente vaya a teatro se divierta, se entretenga y pase un buen momento. Por eso El Amante como mi obra a mostrar refleja eso, pues aunque es un texto clásico, lo adaptamos y le damos ese toque de comedia y de realidad, que te permite identificarte con cada uno de los personajes. Cuando uno como espectador se ve reflejado en el personaje y logra reírse de las tragedias absurdas que nos pasas, es cuando te llevas el mejor sabor de boca de la obra. Busco hacer un teatro real, muy viral, con fusiones, sin estándares y en exploración continua.

¿Que es lo más complicado y lo más grato de hacer teatro?
Lo más complicado como en todo aspecto y profesión es empezar. Pero por fortuna siempre me han salido bien las cosas, he contado con buena fortuna de emprender proyectos éxitos. Lo más grato es poder mediante el teatro, hacer reír y reflexionar a la gente de su propia realidad. Lo importante es abrir la mente, en dejar a un lado el negativismo y pensar que cuando algo se quiere, es posible y se puede.

¿Crees que Cali  es una ciudad para el teatro? ¿Sí se cuenta con la cultura y el público para este arte?
Yo creo  y estoy segura que sí. Lo que sucede es que desde la empresa privada falta mucho más apoyo, desde los medios más difusión. Desde el público  no tanto la formación, porque ahora todo se basa en  formar públicos y aunque es importante,  Cali cuenta con público que le gusta el arte, que le gusta el teatro. La formación verdadera va enfocada más que al consumo, es a que se valore y se genere la cultura de pagar por este tipo de eventos.  Pues todos van a teatro, a música o baile si es gratuito,  pero si te cobran la asistencia es diferente.

Desde el aspecto teatral y todo lo que implica su realización ¿A qué o quién le darías Clavo?
Yo le daría Clavo a la falta de humildad actoral. El actor por más preparado y recorrido debe ser humilde. Cuando voy a elegir un actor para una obra, además del talento miro su humildad. No podemos con un actor que el ego se le salga hasta interpretando a un personaje.  Reitero le doy Clavo a la falta de humildad artística.

Comments

comments