¿Quién manda aquí?

¿Quién manda aquí?

quienmandaLa destitución del Alcalde Apolinar Salcedo por parte de la Procuraduría es “la tapa” en una serie de malos gobiernos a los que ha estado sometida Cali en los últimos años. Creo que la mayor parte de los caleños estarían de acuerdo en decir que desde hace más de una década no ha habido un solo alcalde bueno en nuestra ciudad, pues los últimos gobiernos han estado marcados, cuando no por la ineficiencia y la ineptitud para resolver problemas ciudadanos prioritarios, por fuertes dudas frente a la transparencia en la gestión.

La pregunta que vale la pena hacerse es:¿quién manda en Cali? Los escándalos de corrupción, sumados al visible deterioro físico y social de la ciudad han hecho que muchos caleños tengamos una sensación de desgobierno, de estar viviendo en una ciudad sin rumbo y sin normas que no nos ofrece todas las garantías en materia de seguridad, estabilidad económica y desarrollo humano en general. Esto, por supuesto, no es culpa exclusivamente del actual alcalde o de los anteriores, también tienen velas en el entierro otras instancias gubernamentales como el Concejo Municipal (que tampoco funciona con la mayor transparencia del mundo), pero la mayor responsabilidad recae sobre nosotros, los ciudadanos.

Sí, es culpa nuestra que la ciudad esté como está. Somos nosotros los caleños quienes hemos elegido malos gobernantes, ya sea votando directamente por ellos o, lo que es más frecuente, alejándonos de todo tipo de participación política y permitiendo que el clientelismo, la compra de votos, los sobornos, los “serruchazos” y toda la variedad de formas de corrupción hagan su trabajo. Somos nosotros los que hemos aceptado hacer las cosas “a la brava”, los que nos hemos hecho los de la vista gorda con el amigo “traqueto” y el político ladrón.

Si Cali es una ciudad de nadie es porque los caleños no nos la hemos apropiado. Voltear la cabeza y mirar para otro lado mientras la ciudad cae no va a solucionar nada, así que depende de nosotros que la historia de los últimos años no se repita.

Comments

comments