Hablando sobre los festivales de música con Andrés Orozco de Sonorma D.C  

Hablando sobre los festivales de música con Andrés Orozco de Sonorma D.C  

 

AndresOrozco

Por Andrés Mesa Gallardo
@BizarroMesa 

Algunos festivales de música en Colombia tienden a ser de un solo género: el festival de rock, el festival de reggae, el festival de salsa, el festival de vallenato, etcétera.  No obstante, aunque algunos abarcan una gran cantidad de géneros, el público se encuentra en un proceso de formación.

Este año la capital del Valle recibe el Festival Sonorama Distrito Cultural, y con el fin de mostrarle a los caleños el momento que está viviendo la industria cultural y la tarea que tienen frente a ello, entrevistamos a Andrés Orozco,  Co fundador y director de mercadeo de éste festival.

*** 

Para empezar esta entrevista, ¿quién es Andrés Orozco en la industria cultural de Cali?

Soy un emprendendor de entretenimiento cultural que lleva en el negocio aproximadamente 16 años. He trabajando en dos plazas distintas, Bogotá y Cali. He estando del lado el artista, puesto que he sido manager de algunos; del lado del promotor, porque soy productor de eventos, y del lado del publico, por haber asistido a algunos festivales.

En esos 16 años de recorrido cultural, ¿qopinión tiene sobre los festivales de música que hay en ciudades como Cali, Medellín y Bogotá?

Creo que para mí el único festival de música que existe en Colombia es el Estéreo Picnic. Mucha gente hoy en día quiere hacer festivales y eso está bien, pero como todo, tendemos a perratear el termino como tal. Para mí un festival más que montar varias bandas en un escenario, se trata de la experiencia como tal. Debes sentir que estas en una pequeña ciudadela en la cual tenés la oportunidad de ver diferentes artistas en diferentes escenarios, pero también podés ir a  hacer otras cosas: comer, descansar, divertirte en actividades lúdicas, hacer camping, y  espacios retirados donde la gente también parcha. Obviamente todo gira alrededor de la música, pero la experiencia de festival es algo que realmente se llega a vivir  o a ejecutar bien, cuando hay  una infraestructura muy fuerte.

… En ese caso,  sobre la producción de los festivales en el país, ¿cual es su criterio?

Tenemos que ser mucho más exigentes frente al tema de la producción. Bogotá está en un nivel donde la producción la puedes ver como en cualquier lugar mundo. Es impecable en el cómo se ve y cómo se siente. Y para uno sentirse en un festival, desde que uno llega se debe sentir la solidez de la organización que está detrás y el control de los detalles. Eso hace que la experiencia sea única. Algo muy importante en todo el nivel de concierto y festivales. El poner la producción en su punto es algo clave  a nivel nacional  e internacional.

¿Cómo ves la evolución de los festivales de música en Cali?

Me parece que en Cali uno de los grandes obstáculos para poder llegar a un festival es el mismo publico. En el consumo de música y de entretenimiento, mucha gente es exigente pero aporta muy poco. Tienden a pensar que los festivales son gratis y eso ha sucedido mucho en la ciudad. Además no les gusta investigar sobre música. Hay unos nichos que sí son muy conocedores, pero tienden a ser muy facilistas y sólo conocer la música que tienen a la mano. Un festival es para un melómano que va, no solamente por las bandas que conoce, sino porque quiere oír y ver nuevos ritmos en vivo.

Y ese fenómeno sólo lo observas en Cali o en otras ciudades también.

Claramente otras ciudades lo viven, pero  cuando es un festival que tiene netamente capital privado, no hay ninguna objeción en pagar una boleta. Un festival requiere una producción muy grande y el caleño es muy dado a no querer aportar si ve otros ejemplos de festivales que son gratuitos.  Uno de los grandes retos es el publico caleño.

¿Qué significa el público para un festival?

El público es algo clave. Para que un festival salga adelante es importante tener el apoyo de la ciudad  y de los consumidores como tal.

¿Y el público tiene que ser educado, o los festivales de música en Colombia se están desarrollando para públicos que ya están formados?

Definitivamente necesitamos hacer un trabajo de formación de público. Cali por ejemplo está un poco atrás frente a ciudades como Medellín y Bogotá. Rara vez en esta ciudad hay un concierto con la boletería agotada, en Bogotá sucede todo el tiempo y en Medellín la gente está comprando mucho la boleta con anticipación.

A éste tema también se suman  los espacios. ¿Hace falta un escenario adecuado para un festival de música en Cali?

Sí, hace falta escenarios dentro de la ciudad que tengan una capacidad mediana, que estén ubicados en un sitio central y que no haya disturbio con la comunidad. Siempre que hay eventos en la carpa San Fernando, en el Estadio Pascual Guerreo o en ciertas partes, hay molestias de la comunidad. Tenemos un excelente clima y unas afueras increíbles, pero muchos caleños tienden a decir “no, eso queda muy lejos”. Así que escenarios dentro de la ciudad no hay, los que existen están afuera, pero al público le da mamera ir, teniendo el mejor clima de Colombia.

Y en esa dinámica, ¿por qué seguir apostándole a los festivales de música si el panorama se ve tan complejo?

Para estar en este negocio mi motivación principal no es el dinero, obviamente el dinero está de por medio, pero mi motivación precisamente es aportar a la cultura. Desarrollar un proyecto de ciudad. Además siento que Cali tiene un potencial el berraco. Mucho sabor, mucha calidez de gente; a los artistas nacionales e internacionales les fascina esta ciudad, y es una plaza donde seguramente vamos a tener la oportunidad de tener buenos músicos, sobre todo porque Colombia se volvió una plaza muy importante. Ya puedes ver que ellos vienen a Bogotá y Medellín, pero Cali no se puede quedar atrás, ese circuito lo tenemos que aprovechar. Es cuestión de utilizar esa coyuntura donde el país se volvió importante y pegarnos un poco de ello.

Consideras que en el tema de la boleteria, ¿los precios asustan al publico

Hay nichos que sí son muy entregados a la cuestión cultural y a la música, pero nosotros no podemos competir contra un Estéreo Picnic o Rock al Parque, son festivales que llevan muchísimos años. Nosotros dentro del proyecto Sonorama D.C vamos a arrancar como empezó el Estéreo Picnic, bajitos  pero con un ingrediente en la compra de esa boleta para que la gente se sienta bien a la hora de hacerlo. Normalmente no se siente bien, pero si la persona compra la boleta y dice “la compro porque  yo estoy  aportando. Porque es la oportunidad  que haya un festival  de calidad”, ahí ya hay un tema de pertenecía y de acercamiento hacia la música y el sector como tal. Cuando la persona al momento de aportar sienta que está haciendo algo, va cambiar la mentalidad del  consumidor para apreciar mucho otras cosas.

sonoramadc

Para los que no saben, ¿qué es Sonorama Distrito Cultural?

Es la marca que lanzamos con Estéreo Picnic en la ciudad de Cali. Nosotros venimos trabajando con los productores de éste festival, dos empresa que se unieron, T310 y Absent Papa. Con ellos hicimos el concierto de Zoé, Draco Rosa, Miami Horror, entre otros eventos en la ciudad. Ellos han invertido tanto en Cali como en Medellín en empezar a mover artistas.  Allá cogió una fuerza impresionante, y ahora llegaron para aliarse con nosotros. Creemos que este trabajo de ciudad puede ser un poco más rápido si ellos también están metidos, sobre todo del lado de patrocinios, con el fin de posicionar la marca y con ello no sea tan difícil convencer a la gente.

Ya para finalizar esta entrevista, ¿podrías contarle a los lectores y seguidores de El Clavo lo qué se viene con Sonorama D.C.?

Vamos hacer de seis a ocho eventos hasta noviembre de 2015 y al final del año, el primer Festival Sonorama D.C en Cali. Arrancamos el 17 de abril con el concierto de Babasonicos, y ya tenemos plantillado el lanzamiento del nuevo álbum de Bomba Estéreo. Además nos gustaría tener en la lista a Natalia Lafurcade, Cuarteto de Nos, La Mala Rodríguez, Atercipelados, Systema Solar y Flight Facilities.

 

 

Comments

comments