Syriana

Syriana

Syriana relata un complejo drama de intrigas y corrupción en la industria mundial del petróleo. Desde los poderosos intermediarios de Washington a los trabajadores de los yacimientos petrolíferos del Golfo Pérsico. Una vieja y clásica historia de lucha por el poder.

Stephen Gaghan ha pretendido, aunque sin conseguirlo, repetir los mismos esquemas que con tanto éxito utilizó como guionista en Traffic, esto es, valerse de diversos personajes para contar, desde distintos puntos de vista, un tema común. Sin embargo, más allá de las emociones de los personajes, la película cuenta con una estructura narrativa que termina por confundir al espectador. Cuesta trabajo, en ese ir y venir de flashback (recuerdos) y flashforward (visiones al futuro), concentrarse en la historia y sólo hacia el final da respuestas a toda esta compleja problemática del oro negro, de una manera, por así decirlo, imparcial.

Con un reparto de lujo, Syriana nos enreda (literalmente) en un thriller de actualidad, que se puede enmarcar con una frase de la misma película: “El 90% del petróleo restante en el mundo está en el Medio Oriente”.

De esta historia –la historia de verdad, la que pasa hoy, la de la lucha por robar el petróleo-, falta mucho por decir, esperemos que se siga indagando en el cine con este tema.


Dirección:
Stephen Gaghan.
Guión: Stephen Gaghan; basado en el libro “See no evil” de Robert Baer.
Estados Unidos
2005.

Comments

comments