The Prestige

The Prestige

Después de las semanas anteriores, donde la cartelera –en su mayoría- ofrecía películas decepcionantes, es muy satisfactorio encontrarse con un filme como “The Prestige” (traducida al español como “El gran truco”). Aquí la magia del cine vuelve a jugar con el espectador, quien a su vez se embruja con el mago, la cinta y el show. Un ejemplo perfecto de entretenimiento y buen cine.

El espectáculo de la película comienza con la manera en que se narra la misma. Una cámara camina por el bosque, advirtiendo que se debe estar atento, que en la magia lo importante es descubrir los detalles, fijarse bien en dónde se esconde el truco. Esto es precisamente lo que el espectador debe hacer hasta el final, pues la trama no es lineal, va y viene en el tiempo a su antojo. Ya dentro de la historia, el entretenimiento es latente, la magia y la enemistad de los magos –Robert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale)– hace de esta película un cuento lleno de buenas referencias y sorprendentes personajes.

Inicialmente lo que más llama la atención de “The Prestige” es que está dirigida por Christopher Nolan, el mismo de “Batman Begins” y “Memento”, a quien no se le puede negar la gran habilidad para conducir y armar una historia, pero también es cierto que en este caso la calidad del guión, la fotografía, la puesta en escena y sobre todo ese toque mágico de conectar al espectador con la pantalla, es algo esencial de este arte. ¡Qué bueno!.


Dirección:
Christopher Nolan.
Países: Estados Unidos y Reino Unido.
Año: 2006.

Comments

comments