Vacaciones en Cali

Vacaciones en Cali

Llegó junio y con este mes las vacaciones para las universidades y algunos colegios de la ciudad de Cali. Entonces empiezan los planes de mitad de año, el bronceador, la toalla y el desparche. Afortunadamente este año hay mundial, y aunque no esté Colombia hay una razón para prender el televisor y hablar las 24 horas de fútbol. Pero, ¿qué pasa si a uno le vale cinco el mundial?, ¿qué pasa con los que piensan que si gana o pierde X equipo su vida sigue igual y que piensan que un partido de fútbol son 22 pendejos detrás de un balón?

Las vacaciones en Cali son para unos pocos, porque hay mucha gente que no tiene billete ni para irse de vacaciones al Lago Calima. No hay vacaciones para quienes el día a día es duro y les duele el cuento del desempleo. ¿Qué pasa con esa gente que es la mayoría? Los mismos que no saben qué es la Feria de Cali, porque desde hace rato es una fiesta para unos pocos, para ricos y narcos.

Cali se quedó sin espacios públicos, sin lugares para la gente, para la recreación y la cultura. En esta ciudad no hay lugar para los que andan sin plata para ir cada ocho días a Granada, o lo que es peor, para los que sí tienen, pero sencillamente se aburren del mismo plan en Cali: rumbear, ir a cine, salir a comer…darle 58 vueltas a un centro comercial como zoombies y ya. Nuestra ciudad se quedó corta hace rato en espacios al aire libre, en ofertas reales y continuas de teatros, variedad de música (no solo reggaeton que ya lo mama a uno), parques, oferta variada de cine y lugares de tranquila tertulia.

Mientras esto sigue así, veremos que en estas vacaciones los centros comerciales van a estar llenos, repletos de la “Familia Miranda”, dando vueltas con un helado en la mano, viendo televisión en la casa, esperando que el tiempo pase. Buscando salir de la monótona Cali. Y luego, repetiremos esta historia en diciembre, en las vacaciones de final de año, en la muy floja e insipiente Feria de Cali.

Comments

comments