Whisky

Whisky

Levantarse, bañarse, desayunar e ir a trabajar. Al día siguiente lo mismo y el día que sigue, igual. Esta parece ser la trama de una película en la que las escenas se repiten igual que la cotidianidad de Jacobo Köller (Andrés Pazos), el dueño de una fábrica de medias y su secretaria/asistente/esposa de mentira: Marta (Mirella Pascual).

Si esto fuese así, resultaría consecuente decir que en esta película no pasa nada; pero lo sorprendente es que en cada rutina, en cada repetición, en cada cuadro, en cada imagen pasa de todo. Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll (directores) nos muestran sin explicitar un conflicto de fondo que está lleno de disputas, rivalidades, rencores y amores.

La mayor riqueza que ofrece la película es todo lo que no se dice, algo que puede chocar contra cierta parte del público, lamentablemente acostumbrado a un cine comercial que todo lo dice y todo lo explica.

Una película uruguaya con planos largos y lentos. Un guión que le apuesta a la narración por imágenes y los acertijos que hay en ellas. Diálogos cortos, con toda una historia. Toda una obra de arte que deja al espectador la tarea de descífrala para encontrar en ella una exquisita película.


Dirección:
Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll.
Uruguay, Argentina, Alemania y España.
2004.

Comments

comments